notification icon

Recibe alertas de lo último en Guadalajara

✓Totalmente GRATIS
✓Sin registrarte
✓Date de baja en cualquier momento

Los aprobados en la EvAU ya pueden hacer la preinscripción a los grados de la Universidad de Alcalá

Del 6 al 10 de junio la Universidad de Alcalá ha celebrado la Evaluación de Acceso a la Universidad (EvAU) correspondiente a la convocatoria ordinaria del presente curso académico.

EvAU Universidad de Alcalá 1EvAU Universidad de Alcalá

La superación de la EvAU es un requisito de acceso a los estudios universitarios oficiales de Grado como los que ofrece la UAH que, para el próximo curso, cuenta con 3.350 plazas de nuevo ingreso en centros propios.

Los estudiantes realizaron las pruebas en los edificios de Medicina, Farmacia, Enfermería, Ciencias Ambientales y la Escuela Politécnica Superior, ubicados en el Campus Científico Tecnológico de Alcalá; así como en el Edificio Multidepartamental y en la Facultad de Educación del Campus de Guadalajara durante los días 6, 7, 8 y 9 de junio y el día de 10 de junio se dedicará a la resolución de coincidencias e incidencias.

Una vez realizados los exámenes, las calificaciones se han hecho públicas el día 16 de junio y las fechas para solicitar una revisión serán los días 17, 18, 19, 20 y 21 de junio. Además, tendrán una segunda oportunidad para realizar la prueba, en convocatoria extraordinaria, prevista para los días 5, 6 y 7 de julio, destinando el día 8 de julio para coincidencias e incidencias.

En esta convocatoria de junio, un total de 4.445 alumnos se matricularon en el bloque obligatorio para realizar los exámenes en los tres campus de la UAH, de los cuales se presentaron 4.409 (el 99,19%). De ellos, 4.130 han resultado aptos tras la corrección y 279 no aptos. Estas cifras suponen que el 93,67% de los alumnos que han hecho el examen en la UAH lo ha superado.

En cuanto al Campus de Guadalajara, un total de 1.271 alumnos se matricularon para realizar los exámenes del bloque obligatorio en la Facultad de Educación y el Edificio Multidepartamental, de los cuales se presentaron 1.254 (el 98,66%). De ellos, 1.167 han resultado aptos tras la corrección y 87 no aptos (93,06%).

Los estudiantes que hayan superado la prueba en esta convocatoria podrán presentar su preinscripción para cursar estudios universitarios hasta el 1 de julio. Por su parte, los no aptos tendrán una segunda oportunidad en julio para realizar la prueba, en convocatoria extraordinaria, prevista para los días 5, 6 y 7.

Para el próximo curso, la UAH cuenta con 3.350 plazas en centros propios e incorpora tres nuevas menciones en el Grado de Ciencias Ambientales que permitirán a los graduados obtener una especialización en: técnica y gestión de la transición a la sostenibilidad, planificación y gestión del territorio y sus recursos y tecnología ambiental para la sostenibilidad.

Entre el campus de Guadalajara y el de Alcalá de Henares, la UAH ofrece en total 46 grados para los que ya puedes acceder a la preinscripción. Además, existe la opción de cursar los grados de forma bilingüe (al menos la mitad de los créditos de tu plan de estudios en inglés) o cursar algunas asignaturas en inglés.

Mejores calificaciones
Las calificaciones más altas de la EvAU, obtenidas por los alumnos presentados en la UAH en esta convocatoria, han correspondido a estudiantes del Colegio Gredos San Diego de Alcalá de Henares, el IES Don Pelayo de Villalbilla, el IES Castilla de Guadalajara y el IES Manuel de Falla de Coslada. Han obtenido un 9,750 en las pruebas que, unido al 10 con el que finalizaron el Bachillerato, sitúa en un 9,900 su Calificación de Acceso a la Universidad (CAU).

Biblioteca Educación 1 1Biblioteca de Educación de la UAH

Añadir un comentario

El consumo de perro fue práctica habitual entre los pobladores de El Portalón de la Cueva Mayor de Atapuerca (Burgos) desde el Neolítico hasta la Edad del Bronce

Así se desprende de un estudio llevado a cabo por un Equipo de Investigación de Atapuerca (EIA) liderado por Mª Ángeles Galindo Pellicena (Museo Arqueológico Regional/Fundación General de la Universidad de Alcalá; Universidad Complutense de Madrid-Instituto de Salud Carlos III) y Nuria García (Universidad Complutense de Madrid).

Foto 1M. Ángeles Galindo-Pellicena en una de las campañas de verano en el yacimiento de El Portalón de Cueva Mayor (Atapuerca), junto con sus compañeros trabajando.

 

- Mª Ángeles, ¿qué hallazgos evidencian que en Atapuerca comían perro?
- Una parte de la Paleontología estudia la identificación de los fragmentos de hueso que encontramos en el yacimiento, es decir: la identificación anatómica y; la identificación del animal al que pertenecían: la identificación taxonómica. Para ello, los especialistas necesitamos conocer anatomía animal y nos ayudamos de colecciones de esqueletos actuales y atlases de anatomía. Así es cómo reconocemos los huesos que pertenecen a perro.

Otra parte de esta disciplina, denominada Tafonomía, es capaz de inferir lo que le ha sucedido a ese animal a partir de las marcas que encontramos sobre los huesos. En el caso de los perros de El Portalón (Atapuerca), nuestra compañera Nohemi Sala, investigadora del CENIEH y especialista en esta disciplina, ha realizado un estudio detallado de las marcas identificadas en los huesos, teniendo en cuenta el patrón de fractura, las marcas de corte, las marcas de dientes humanos sobre los huesos y la alteración por fuego. Todas ellas nos indican el consumo de estos animales.

- ¿Por qué ese animal?
- Consumían este animal porque lo tenían. Está claro que en el yacimiento de El Portalón consumían la tríada doméstica típica: los ovicaprinos (ovejas y cabras), cerdos, vacas…. Los restos de perro recuperados son mucho menos frecuentes que el resto de animales domésticos, pero también lo consumían, de una manera esporádica aunque continuada en el tiempo, quizás debido a momentos puntuales de hambruna, ritual o como una exquisitez.

- ¿Es el mismo perro que conocemos ahora?
- Hay que tener en cuenta que las razas de perro surgen mucho más tarde en el tiempo (durante época romana) y la variabilidad y diversidad de perros que vemos ahora no han existido siempre. La domesticación y en este caso concreto, el capricho humano o la necesidad han hecho que el perro tenga diferentes formas y tamaños, ya que en el comienzo de la domesticación del lobo (la forma salvaje del perro), la forma doméstica tenía una aspecto similar al lobo (perro lobo, podríamos decir) aunque de un menor tamaño, seleccionado por su docilidad y su aspecto infantil. Esta selección artificial del lobo comenzó hace unos 16.000 años, y dio paso a su posterior domesticación, siendo este el animal en el que primero se logró. Probablemente, durante el Neolítico (entre 7000 y 4500 años de antigüedad) el aspecto del perro de El Portalón fuese más parecido al de un lobo, aunque este precisamente es un tema que está en estudio, liderado por la especialista en carnívoros Nuria García, profesora de la UCM, y también responsable de este trabajo.

Foto 3Evidencias de cinofagia (marcas de corte, mordeduras, raspados…) identificadas en diferentes restos óseos del nivel Calcolítico de El Portalón de Cueva Mayor. Nohemi Sala.

 

- ¿Qué importancia tiene este hallazgo? ¿Se han encontrado pistas parecidas en alguna otra excavación de la época?
- Durante mi tesis, dirigida por Juan Luis Arsuaga (codirector de los yacimientos de Atapuerca), que finalicé en 2014, ya observé evidencias de consumo por parte de humanos (al menos marcas de corte y alteración por fuego) en los huesos de perro recuperados en niveles del Calcolítico (de 5000 a 4000 años de antigüedad) y la Edad del Bronce (entre 4000 y 2000 años) en El Portalón. Sin embargo, aunque el perro en muchos yacimientos peninsulares de estas mismas cronologías tiene un uso funerario y se encuentran esqueletos completos (o casi) acompañando a los muertos, el consumo también es relativamente habitual en determinadas zonas de la Península Ibérica, sobretodo en el período de la Edad del Bronce. Así que, bajo la tutela del director del yacimiento José Miguel Carretero, decidimos esperar a excavar los niveles más antiguos para ver si esto sucedía también en el Neolítico y realizar un estudio más detallado.

Los resultados del estudio publicados en la prestigiosa revista Archaeological and Anthropological Sciences, confirmaron nuestras sospechas a partir de la identificación de marcas antrópicas sobre hueso de perro que evidenciaban su consumo en el Neolítico, algo muy poco frecuente en los yacimientos peninsulares, con excepciones como el yacimiento de El Mirador, también en la sierra de Atapuerca y localizado en las proximidades de El Portalón.
En definitiva, lo que hace singular este estudio es que las pruebas de cinofagia (marcas de corte, mordeduras, raspados…) se han localizado en todos los niveles del yacimiento demostrando que se trata de una práctica quizá esporádica, pero sostenida a lo largo del tiempo, estando además las evidencias del Neolítico entre las más antiguas conocidas en la Península junto con las de otro de los yacimientos de Atapuerca. El Portalón es una ventana abierta al pasado, con una continuidad estratigráfica excepcional que ilustra cada una de las épocas culturales de la Prehistoria reciente (desde el Neolítico a la Edad del Bronce). Con el estudio de los restos óseos de los animales que encontramos, alcanzamos a conocer la estrategia de subsistencia de sus habitantes, su dieta y la relación que tenían con sus animales, y como estas estrategias han evolucionado a lo largo de 7000 años.

Foto 2. Portalón Atapuerca J. Trueba MSFEl Portalón de Cueva Mayor durante su excavación. Javier Trueba, Madrid Scientific Films.

Añadir un comentario

¿Sabías que la Universidad de Alcalá posee una Editorial?

La Editorial Universidad de Alcalá difunde el conocimiento generado en el ámbito universitario a nivel nacional e internacional, edita contenidos destinados a la docencia, la investigación y la divulgación científica. Asimismo, como explica su director, Pedro Sánchez-Prieto, contribuye a la proyección científica, cultural y social de la Universidad.

PedroSanchezPrieto 280422 horizontal 1

Pedro Sánchez-Prieto es el director de la Editorial Universidad de Alcalá desde septiembre de 2019, una época en la que, por el inicio de la pandemia, despegaron las ediciones digitales de los libros universitarios y también aumentó la presencia de las revistas digitales, que ahora suman un total de 14. ‘Fue un tiempo de grandes dificultades, pero también de muchísimas posibilidades, ya que pudimos trabajar y pensar en nuevos proyectos y buscar nuevos desarrollos’ afirma Pedro. Además, durante el confinamiento hubo más tiempo para poder investigar y retomar aquellas publicaciones inconclusas, por lo que la Editorial recibió bastante material nuevo y hubo un cierto auge de las publicaciones. ‘De media estamos publicando 40 libros anuales, sin contar las revistas. Un número bastante alto para la dimensión de nuestra universidad y que nos sitúa en un lugar ventajoso’ afirma el director.

La Editorial Universidad de Alcalá, antes denominada Servicio de Publicaciones, tiene 35 años de historia. Cuando se creó, todas sus publicaciones eran en papel, fundamentalmente manuales universitarios, ‘sin Internet era prácticamente la única forma de que los estudiantes accedieran al conocimiento de la asignatura’, asevera Pedro. A partir de los años 90, el manual fue sustituyéndose por los distintos materiales y textos de las asignaturas. Pero, aun así, el almacén de la Editorial está repleto de libros antiguos. ‘Tenemos la idea de programar una jornada en la que se puedan poner a disposición de la comunidad universitaria interesada los libros descatalogados que no se han vendido’ anuncia el director.

Los interesados en publicar un libro o artículo pueden ponerse en contacto con la Editorial, que les enviará las instrucciones para enviar, de forma digital, el texto original. Es aquí cuando comienza un riguroso y triple control de los textos publicados, lo que hace que aumente la calidad de estos. En primer lugar, el propio director examina los textos originales que se reciben. En una segunda fase, el texto se somete al escrutinio del Consejo Asesor de la Editorial, compuesto por profesores expertos de cada rama del conocimiento y, en la tercera fase, se produce la evaluación externa mediante el procedimiento conocido como dobles pares ciegos.
Es decir, dos personas ajenas a la Universidad de Alcalá evalúan los originales de forma anónima y emiten un informe detallado en el que, en ocasiones, se proponen modificaciones. Todo este proceso es absolutamente transparente, respetando, la confidencialidad y el anonimato del texto. ‘Si no hay problemas adicionales, estos trámites suelen durar menos de un año. En este sentido quiero destacar la enorme implicación del personal de la Editorial que trabaja para articular todo el proceso y hace que, prácticamente cada semana, publiquemos un libro nuevo. Me atrevo a decir que, cada libro es para nosotros una criatura que acaba de venir al mundo, algo extraordinariamente gratificante y emocionante’ asevera Pedro quien también destaca la proyección de la Editorial hacia la sociedad, ‘su compromiso social se ha manifestado, por ejemplo, en momentos difíciles como el de la pandemia.

Editorial Universidad de Alcalá ha contribuido al conocimiento riguroso de la COVID mediante el libro COVID 19, un enfoque plural en el que han trabajado grandes especialistas y del que en breve se publicará una segunda edición con un capítulo nuevo de Francisco de Abajo sobre las vacunas. A este compromiso con la sociedad se suman otros libros como Violencia contra las mujeres en España y América Latina’.

En cuanto a las novedades, desde hace poco tiempo, Editorial Universidad de Alcalá dispone de un portal de revistas accesible a todos los investigadores que respeta la propiedad intelectual y el derecho de cita de acuerdo con los procedimientos habituales en cada área científica. En este portal, cada artículo dispone de su número de registro denominado DOI (Digital Object Identifier).

Además, se han renovado y creado algunas colecciones nuevas, como por ejemplo la de Monografías de Oriente Antiguo, o una nueva de poesía titulada De Luz, Piedra y espejo, poesía en la Universidad de Alcalá. También se ha renovado la colección de Monografías de Arquitectura con el libro Habitar los hospitales sobre nuevas tendencias de humanización arquitectónica, y próximamente se actualizará la colección de ciencias. En este ámbito tienen cabida libros importantes como Especies exóticas invasoras, Estrategias avanzadas para la mejora de la calidad, la seguridad y la funcionalidad de los alimentos o Ciencia y tecnología en experimentación y protección animal, del que se han vendido miles de ejemplares.

También, la editorial busca ampliar la colección de materiales interactivos, en la que destaca el Diccionario Audiovisual de Gestos Españoles.
Los libros de la Editorial Universidad de Alcalá se pueden comprar a través de su propia web, en la plataforma de la Unión de Editoriales Universitarias, en la tienda de la Universidad o en librerías especializadas.

Añadir un comentario

La Universidad de Alcalá y la Fundación Ibercaja firman un convenio de colaboración

UAH Firma Fundación Ibercaja 1
Carmelo García Pérez, vicerrector del Campus de Guadalajara de la Universidad de Alcalá (UAH) y José Antonio Pascual Maqueda, director provincial de Guadalajara de Ibercaja Banco, han firmado un convenio de colaboración para que ambas instituciones desarrollen conjuntamente actividades educativas, culturales y científicas de interés general en la provincia de Guadalajara durante el curso escolar 2022-2023. Las actividades desarrolladas por ambas entidades estarán destinadas tanto para alumnos como para docentes.

La aportación económica de Fundación Ibercaja se destinará a apoyar estas acciones ligadas a las diferentes ramas del conocimiento, actividades culturales, científico-técnicas, de desarrollo socioeconómico provincial y emprendimiento e Innovación.

La firma de este acuerdo se enmarca en las líneas de trabajo de Fundación Ibercaja que colabora con diferentes entidades, como la Universidad de Alcalá de Henares, en proyectos de formación e investigación con el objetivo de impulsar el desarrollo social y económico de los territorios donde desarrolla su actividad.

A la firma del convenio asistieron Carmelo García Pérez, vicerrector del Campus de Guadalajara, Concha Carrasco Carpio, directora de relaciones institucionales Campus de Guadalajara, Blanca del Amo Herrero directora del Centro Ibercaja de Guadalajara y José Antonio Pascual Maqueda, director provincial de Guadalajara de Ibercaja Banco.

Añadir un comentario

La UAH colabora con un proyecto solidario para subtitular y traducir vídeos de ONGs

Laaziza Labrahimi y Natalia Mesonero, estudiantes de Lenguas Modernas y Traducción de la Universidad de Alcalá, son las coordinadoras de los 18 voluntarios de la UAH que participan en el proyecto SAAM Project, fundado por Carlos de Pablos-Ortega, profesor de la Universidad de East Anglia (UEA) en Reino Unido.

SAAM 1

SAAM Project es una iniciativa solidaria que ayuda sin coste a asociaciones sin ánimo de lucro, tanto nacionales como internacionales, a subtitular y traducir su material audiovisual a diversos idiomas de manera intralingual, ‘al español, en nuestro caso, y también al francés, al alemán, al inglés. Además, adaptamos los subtítulos a SDH (Subtitles for the deaf and hard of hearing) para personas con discapacidad auditiva, a las lenguas antes mencionadas’ explica Laaziza.
Este proyecto llegó a la Universidad de Alcalá de la mano de su fundador, el profesor de la Universidad de East Anglia, Carlos de Pablos-Ortega. Invitado por la profesora Carmen Pena Díaz, Carlos impartió una masterclass sobre el programa de subtitulación OOONA y además presentó su proyecto solidario que, en este momento, aparte de los voluntarios de la UAH y de la UEA, cuenta también con el trabajo de los estudiantes de la Université de Lorraine en Francia.
Actualmente el grupo de voluntarios de la Universidad de Alcalá cuenta con 18 miembros. Están coordinados por Natalia y Laaziza que están desarrollando sus prácticas curriculares en este proyecto, pero no se descarta ampliar esta cifra en el caso de que la carga de trabajo aumente o sea demasiado específica la terminología. Y es que, cualquier perfil es necesario, ya que en este proyecto se realizan multitud de tareas, no sólo de traducción sino también es necesario contactar para informar a las asociaciones, gestionar los proyectos y las redes sociales, etc.
El proyecto ha sido premiado no solo a nivel universitario sino también a nivel europeo. En 2017, SAAM recibió el ‘UEA Engagement Award’ por comprometerse de manera excepcional a la comunidad, al año siguiente recibió el ‘National Award for PPL Students’ otorgado por el Chartered Institute of Linguists (CIoL) por contribuir de manera significativa al fomento del estudio de lenguas y en 2020 consiguió el ‘Diversity and Equality Award’ otorgado por la Aurora Universities Network. Y es que en SAAM trabajan a un nivel igual de profesional que una agencia de traducción, ya que los pasos a seguir son los mismos. Además, el nombre de los voluntarios aparece reconocido en los créditos de cada uno de los trabajos audiovisuales en los que colaboran para visibilizar así el trabajo del traductor. ‘En SAAM valoran mucho nuestro trabajo y Carlos es una persona que está siempre disponible y confía mucho en nosotras. Hacer las prácticas en SAAM es una buena oportunidad y la experiencia nos servirá de cara al mundo laboral’ afirma Natalia.
Hasta ahora, el equipo de la Universidad de Alcalá ha ayudado a Tr3s Social y a la fundación La Hora Violeta traduciendo y subtitulando algunos de sus contenidos audiovisuales e impresos, tratando este última, aspectos relacionados con la enfermedad rara llamada neurofibromatosis. ‘En el segundo cuatrimestre estamos tratando temas más variados entre los que se incluye la subtitulación del documental Woman of Influence in Peru de mujeres indígenas de Perú que propone el acercamiento de los jóvenes a la naturaleza y ahora vamos a comenzar a traducir el material de It Gets Better, una asociación que lucha por el respeto propio del colectivo LGTBIQ+ independientemente de su diversidad afectivo-sexual’ dice Laaziza.
Además, junto con el resto de voluntarios de SAAM, Natalia y Laaziza están traduciendo la propia web del proyecto, sobre todo los apartados dedicados a explicar el proyecto, sus galardones, los artículos publicados al respecto en medios de comunicación y las biografías de sus miembros.
SAAM no es el único proyecto solidario con el que han colaborado los estudiantes de este Grado de la UAH, ya que el profesor Bruno Echauri, en la asignatura Fundamentos de la Traducción (Introduction to Translation Theory), también propuso a los alumnos de Guadalajara participar en un proyecto de traducción solidario con Manos Unidas, lo que fomentó el espíritu altruista entre los alumnos.

Añadir un comentario

Página 1 de 2

Blogs GD

Tribuna GD

@GuDiario en Twitter

Any data to display

Carburante

Notificaciones

¿Quieres desactivar las notificationes? Dejarás de recibir la última hora de Guadalajara.

Este sitio web usa Cookies para mejorar y optimizar la experiencia del usuario. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política