Amaya, la niña secuestrada por su madre, ya está en Guadalajara

Compartir
El padre, vecino de la capital, denunció hace año y medio la desaparición de su hija que fue llevaba a Polonia por su madre sin el permiso del otro progenitor

secuestro parentalFoto difundida por las autoridades cuando despareció la menor. Tenía 16 meses

Ha costado un año y medio pero al fin Amaya, una niña de tres años, ha conseguido volver con su padre, un vecino de Guadalajara, que lleva mucho tiempo intentado recuperar a la pequeña.

La desaparición de Amaya Pascual Kochan fue denunciada por su padre en febrero del año pasado cuando la menor tenía tan sólo 16 meses. Según confirmaba 24 horas después el delegado de gobierno de Castilla La Mancha se trataba de un secuestro parental. La niña estaba en Polonia junto a su madre en perfecto estado de salud, pero la menor había hecho el viaje sin el consentimiento de su padre.

Según informa el diario La Razón el padre, Raúl Pascual del Río, pese a compartir la custodia con la madre (de la que ya estaba divorciado) tuvo que poner varias denuncias en los juzgados españoles y en los polacos para recuperar a la menor. La madre, que no podía abandonar el país por problemas judiciales, sacó a la niña de España sin el documento que acredita que el otro progenitor autoriza el viaje. Entonces empezó la pesadilla.

Según el diario de tirada nacional, Raúl Pascual ha visitado Polonia en diez ocasiones en este tiempo, y, a pesar, de que tenía derecho a ver su hija solo consiguió hacerlo dos veces.

Finalmente, el pasado mes de marzo un tribunal civil de Varsovia ordenó el retorno de la niña y dio al padre la patria potestad y la custodia completa de Amaya.

A pesar de ello la madre no devolvió a la menor hasta dos meses después cuando consiguió un compromiso por parte del padre de tener una vivienda en España y de ayudarla a buscar trabajo. Un trato al que, al parecer, el padre accedió a cambio de poder tener a la menor con él.

En 2018 hubo 320 casos de secuestros parentales en España, de ellos 233 niños fueron llevados al extranjero.

Amaya está en Polonia con su madre

 

Este sitio web usa Cookies para mejorar y optimizar la experiencia del usuario. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política