Trabajadores de los juzgados:"Aquí no hay quien viva"

Compartir

juzgados-protestaCon mascarillas algunos de ellos y la gran mayoría portando chalecos de emergencia, los trabajadores de los Juzgados de Guadalajara se han concentrado este viernes ante las puertas de estas dependencias, situadas en la Plaza Beladiez,  porque temen por su salud y por su seguridad, dadas las malas condiciones del edificio en el que a diario realizan sus tareas desde hace 14 años.

 Los trabajadores de Justicia llevan algún tiempo denunciando la situación pero –según Carlos Loscertales, delegado de Prevención y trabajadores de Justicia- hasta el momento lo único que han recibido han sido “buenas palabras” o “la callada”.

 Por ello, hoy se han concentrado ante las puertas de los Juzgados para pedir soluciones a los problemas que registra el edificio, problemas que se trasladan en miedo perder su salud, picores de ojos o alergias, riesgo de incendios ante la mala situación de un suelo que al parecer desprende algunas sustancias susceptibles de ser inflamables, o deficiencias en la ventilación.

 Una situación que les afecta a ellos pero también a los usuarios que a diario se acercan hasta los Juzgados para realizar algunas gestión porque “todos estamos en riesgo”, ha señalado a algunos de los periodistas que cubrían la información.

 Por esta y otras razones, con pitidos y gritos de “la salud es un derecho”, los funcionarios de esta Administración, cabreados y temerosos, han vuelto a exigir al Ministerio de Justicia y a la Gerencia Territorial el cumplimiento  de la legislación sobre riesgos laborales, salud laboral y seguridad laboral .

 Los trabajadores  también ha hecho referencia a la carencia de un plan de de emergencias y evacuación en el edificio. Ha asegurado que las salidas de incendios contravienen la propia ordenanza del Ayuntamiento de Guadalajara, y se ha referido a la existencia de centros transformación en los sótanos del edificio de 15.000 voltios que, al parecer, podrían producir ondas y radiaciones electromagnéticas susceptibles de provocar perjuicios para la salud.

De hecho, se ha aludido por los portavoces  la existencia de algunos trabajadores con cáncer que están comenzado a temer que su estado pueda tener alguna vinculación con las condiciones de un edificio cuyo material aislante en el techo está muy desgastado y en el que los conductos de ventilación están también deteriorados, entre otras deficiencias.

 Lo cierto es que existe temor entre los funcionarios por su salud y por su seguridad, y según Loscertales, la mala situación del edificio también ha sido puesta en conocimiento de a quien compete por parte de los jueces, aunque hoy no hayan estado en esta concentración, movilización a la que previsiblemente seguirán otras medidas de presión mientras no se resuelva su problema.

 Por ello, los trabajadores exigen a la Administración que “mueva músculo”  y que demuestre que actúa en su terreno como lo hace con los pequeños autónomos cuando incumplen.

 Si sus demandas no son atendidas, seguirán con el calendario de concentraciones y paros parciales que han iniciado este viernes; entre otras razones porque temen por su salud y también por su vida, ante por ejemplo un posible incendio, ya que según Loscertales hay parámetros de seguridad y salud en el trabajo que no se cumplen.

NUEVOS JUZGADOS

Todos estos problemas que denuncian los trabajadores quedarían resueltos con los nuevos juzgados que hay previsto hacer en Guadalajara, y cuyo proyecto adelantamos hace unas semanas. Se cree que el inicio de las obras empezará antes de junio de 2015 y tendrán 28 meses de plazo para ejecutarla, aunque no es seguro ya que el ministerio de Justicia advierte que "estará condicionada a las disponibilidades presupuestarias".

 

 

 

Este sitio web usa Cookies para mejorar y optimizar la experiencia del usuario. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política