notification icon

Recibe alertas de lo último en Guadalajara

✓Totalmente GRATIS
✓Sin registrarte
✓Date de baja en cualquier momento

El derrumbamiento de un frontón en Villaflores evidencia el elevado grado de derioro del monumento

VillaFloresEn la foto grande la casa Principal de Villaflores tras el derrumbamiento del frontón, el reloj y el campanil, que se ven en la foto pequeña.Los hielos de los últimos días y el grave y progresivo deterioro que sufre el poblado de Villaflores –uno de los pocos ejemplos  de colonia agrícola del siglo XIX que se pueden encontrar en la provincia de Guadalajara—y la ineficacia de su declaración por el gobierno de Castilla-La Mancha como Bien de Interés Cultural con categoría de conjunto histórico, de fecha 1 de de abril de 2015, han favorecido el derrumbe de un frontón que había sobre su portalón de entrada.

 

 La reconstrucción de la Casa Grande y del poblado entero supone una ingente inversión, que no tienen prevista a medio plazo sus dos propietarios: el Ayuntamiento y la mercantil Hercesa.

   Días pasados, se vino abajo –afortunadamente hacia el patio interior-- un alto frontón con la denominación de lugar, el escudo del propietario, un reloj y un campanil que se alzaba sobre el portalón de acceso a la fachada Casa Grande del poblado de Villaflores.

Según ha relatado a Guadalajara Diario el arquitecto Javier Solano, de Hercesa, a pesar del mal estado general de la edificación el derribo no se podía prever, porque en la última visita que se hizo no se veía ninguna grieta, ni fisura. Aunque la realidad es que todo el poblado sufre un grave y deterioro progresivo, favorecido por el expolio, que le ha llevado a figurar en la lista roja del patrimonio amenazado que publica la prestigiosa asociación Hispania Nostra.

03Puertas tapiadas en la Casa Grande que han sido otra vez reventadas. Fotos: Guadalajara DiarioAcciones solo para tapar los accesos

La Casa Grande de Villaflores es propiedad de Hercesa y el resto del poblado del Ayuntamiento de Guadalajara. En una rueda de prensa celebrada esta mañana, tras conocerse la noticia, el edil encargado del asunto Ángel García, informó que  tras ser declarado el Poblado de Villaflores Bien de Interés Cultural por parte de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha el pasado 21 de abril de 2015, se redactó una memoria, en cumplimiento con lo exigido por la administración regional, para la protección de huecos y accesos en los edificios de su propiedad. El propósito: preservar los edificios de posibles actos vandálicos y garantizar la seguridad de las personas.  

 Las acciones contenidas en dicha memoria fueron ejecutadas por el Ayuntamiento de Guadalajara, con cargo al presupuesto municipal, durante el segundo semestre de 2015. Tal y como ha explicado el concejal, “se tapiaron los edificios que son de nuestra propiedad, tales como la bodega, las ocho viviendas de los colonos, la capilla, las naves y el palomar”. Preguntado sobre si por parte de la mercantil propietaria de la casona derrubada se habían realizado actuaciones similares, ha señalado que no le consta.  

Por su parte, Solano nos dice que elllos han cerrado “lo que hemos podido”, aunque reconoce que se han tenido que enfrentar a la acción de vándalos y expoliadores: “Se han tapiado puertas y ventanas, y hemos repuesto en numerosas ocasiones los destrozos, pero si uno va con un pico pues acaban entrando”. También aclara que Hercesa solo es propietaria de la Casa Grande, no del terreno, por lo que no pueden realizar ningún tipo de cerramiento. Luego está otra cuestión: desde que se declara todo el conjunto Bien de Interés Cultural “tampoco podríamos hacer más”.

04El palomarUn plan especial que no resolverá lo principal

Por tanto, nos encontramos con dos propietarios que se limitan a realizar obras de mantenimiento, intentando que no prosiga el expolio, y no siempre con éxito. ¿Y cuál sería el siguiente paso para frenar la ruina galopante? El concejal Ángel García manifestaba esta misma mañana que el Ayuntamiento está trabajando en la redacción del Plan Especial de protección del poblado que conlleva su declaración como B.I.C. Incluirá la realización de obras de consolidación de los muros y cubiertas de los edificios, que son de su propiedad.

Ángel García ha señalado que posteriormente el propósito del Ayuntamiento es convocar un concurso de ideas para determinar el uso del complejo. De esta manera, el Ayuntamiento espera frenar que siga el galopante deterioro, aunque a medio plazo no hay inversiones de rehabilitación previstas.

“A lo mejor lo que ha ocurrido podría acelerar todo el proceso de la redacción de las bases del Plan Especial”, admite Javier Solano, y que en el menor tiempo posible pueda convocarse el concurso. Pero un Plan Especial no deja de ser un documento de carácter técnico, en el que se dice que lo se va a desarrollar en ese suelo, pero nada más. “Es necesario encontrar a alguien que ponga dinero allí y saque adelante el uso que considere oportuno”, razona Solano. Un “alguien”, que en este momento ni lo tiene Hercesa, ni el propio Ayuntamiento. En ese sentido, Solano cree que debería producirse una actuación única y conjunta entre el poblado y la Casa Grande.

07 thumb medium610 0Interior expoliado de la ermita de San Diego.La crisis se llevó por delante los planes

El poblado de Villaflores fue una víctima más de la burbuja inmobiliaria,  que acabó derivando en una crisis económica de la que solo hemos empezado a sacar un poquito la cabeza. Pero nada volverá a ser como antes. Javier Solano redactó en 2007 un proyecto para convertir la Casa Grande en un hotel y llegaron a hablar con operadores intresados en la explotación. “Pero después vino la crisis, y hasta ahora”, se lamenta el arquitecto, quien subraya además la dificultad que tiene cualquier proyecto rehabilitador en Villaflores. “Está en pleno campo, y lo que tampoco podemos es terminar la edificación y dejarla ahí. Si estuviera en el centro de la ciudad no tenfríamos tantas dificultades”, admite el conocido arquitecto.

Hay, por tanto, no solo encontrar una formula financiera para rehabilitar el problado, sino luego buscar un uso sostenible que no lo convierta en un agujero económico para la propiedad. “Podría ser un proyecto privado o público, o conjunto, pero habría que encontrarle una viabilidad. Es un tema complejo”, reconoce Solano.

Sueños antes de la crisis

Hay que recordar que en verano de 2008 se anunció la rehabilitación del poblado y la creación de una urbanizaciòn y hasta de un parque temático dedicado a la astronomía. Pero llegó la crisis, el agente urbanizador, Reyal Urbis, acabó en un concurso de acreedores, y recientemente perdió esa condición por decisión municipal. Y no hay en el horizonte más actuaciones que no sean las de consolidar los muros en la parte municipal, para evitar derrumbes y que siga el expolio. Y aun así no siempre se logra.

Reacciones de los grupos municipales

Por parte del  Grupo municipal de Ciudadanos (C's) se ha solicitado los últimos informes técnicos relativos al estado de conservación y mantenimiento de los edificios que conforman el patrimonio histórico de la ciudad de Guadalajara. “Queremos conocer cómo se encuentra nuestro patrimonio histórico y comprobar si se está teniendo la diligencia suficiente en el cuidado del mismo”, ha declarado esta formación en un comunicado.

Ahora Guadalajara ha valorado el derrumbe como algo “triste y previsible tras años de desidia y abandono, tanto de las empresas constructoras que debían conservar y rehabilitar estos edificios, como de las administraciones públicas competentes, y en especial el Ayuntamiento de Guadalajara, que ha eludido sus responsabilidades y no las ha obligado a cumplir sus compromisos”, asegura Loaisa.

Para Ahora Guadalajara, la principal responsabilidad es del Equipo de Gobierno Popular en el Ayuntamiento de la capital que "no ha sido diligente" en la exigencia de las obligaciones a la empresas responsables, Reyal Urbis y Hercesa. “Esto ha permitido el abandono y deterioro de este conjunto protegido, que ahora ha se ha traducido en este derrumbamiento de uno de los elementos ornamentales más destacados de este edificio”, se lamenta la edil Elena Loaisa. Ahora Guadalajara recuerda que si bien el Ayuntamiento ejecutó la garantía del agente urbanizador, Reyal Urbis, por un importe de 3,7 millones, “todavía no se ha hecho nada por rehabilitar el entorno”.    

Para el portavoz del PSOE “el problema de conservación del patrimonio de Guadalajara se llama Antonio Román”. Jiménez ha anunciado en rueda de prensa que en 2010 Román llegó a anunciar en un pleno municipal que el proyecto de recuperación de Villaflores ya estaba prácticamente terminado y las obras iban a empezar en 2011. “Sin embargo, nada de esto se ha hecho. Absolutamente nada”, ha recalcado Jiménez.

El portavoz ha subrayado que el Ayuntamiento ejecutó en su momento un aval de 3,7 millones de euros al agente urbanizador, mientras que el proyecto de recuperación anunciado por el alcalde tenía un coste de unos tres millones de euros. “Todo el deterioro que está ocurriendo en Villaflores se podría haber evitado con voluntad política”, ha indicado. Por eso, ha pedido que se elabore de manera urgente un proyecto de recuperación y se utilice a trabajadores contratados con el Plan Extraordinario de Empleo del Gobierno regional para ejecutarlo.

10 thumb medium610 0Lo que queda del antiguo molino.

Hispania Nostra:"Vaticinio lamentablemente cumplido"

 La Asociación Hispania Nostra lamenta el derrumbe del frontis del edificio principal del poblado de Villaflores, y recuerda que cuando fue incluido en su lista roja (www.listarojapatrimonio.org) por su estado “de abandono total, sujeto a toda clase de actos vandálicos y expolio”, la asociación advertía de que “la demora en su restauración supondrá que continúe la degradación y deterioro y terminará arruinado”, vaticinio que, lamentablemente, se ha cumplido.

La construcción del poblado comenzó entre 1886 y 1887. Destaca por ser uno de los pocos ejemplos de colonia agrícola del siglo XIX que se pueden encontrar en la provincia de Guadalajara y uno de los más completos de Castilla-La Mancha. Su construcción fue encargada por María Diega Desmaissières y Sevillano, condesa de la Vega del Pozo y duquesa de Sevillano (1852-1916), personaje favorecedora de la ciudad de Guadalajara a finales del siglo XIX, por sus inumerables obras sociales.

El palomar, las viviendas de los trabajadores, la capilla y la Casa Grande son obra de Ricardo Velázquez Bosco, uno de los más conocidos arquitectos de su época, y autor del famoso panteón de la Condesa. Se ignora quién fue el autor del resto de las construcciones. El poblado se inauguró en 1887. Siguiendo las inquietudes sociales de la condesa se dotó, aparte de los inmuebles propios de la explotación, con una escuela, una capilla y ocho viviendas para los trabajadores. A la muerte de la condesa, los nuevos propietarios perderán interés por el conjunto, que iniciará un progresivo declive.

01Así es el complejo agrícola

Consta de una casona principal, un gran palomar en forma cilíndrica, cuatro edificios de viviendas, dos pozos con noria y una pequeña ermita rodeada de un cementerio. Para la construcción de todos sus edificios se usó la mampostería de piedra caliza reforzado con el ladrillo visto y decoración de cerámica.

La Casa de labor o Casa Grande es el edificio de mayores dimensiones. De planta cuadrada, consta de planta baja y bajo-cubierta, y contiene un gran patio interior en el que se levanta un gran cobertizo. En la fachada principal del mismo se sitúa el portalón de acceso sobre el que se construyó un alto frontón con la denominación de lugar, el escudo del propietario, un reloj y un campanil, y que es el que se ha caído en los últimos días por los hielos y el frío. En el interior de la Casa Grande se situaban dos  viviendas, unas oficinas y la escuela. En las naves laterales y trasera se encuentran los espacios destinados a pajar, granero y cuadra. En este último destaca una estructura de madera volada que se habría empleado para soportar los camastros de los arrieros.

El palomar es el edificio más sobresaliente del conjunto. Tiene planta circular y dos alturas, se eleva sobre una amplia base de mampostería y cuenta con alrededor de diez mil nichos para palomas. Articulado en dos anillos concéntricos, se subdivide mediante muros radiales que contienen los habitáculos de las aves. En su parte superior sobresale un pequeño cuerpo que nace del anillo interior, rematado con una bóveda de media naranja. Esta bóveda sustituyó a una cubierta plana destruida en los años 40 del siglo XX por un rayo. El acceso se encuentra elevado para proteger el interior de la entrada de depredadores.

08Otro detalle sobre el interior de la capilla de San Diego.  La capilla del poblado donde se celebraban habitualmente misas y en su entorno se reunían miles de personas el día de San Diego, su titular, está en su mayor parte expoliada. Está divida en tres salas: un acceso, la capilla propiamente dicha cubierta con bóveda de medio cañón con lunetos, y la sacristía. Es el único edificio del complejo cubierto con teja cerámica plana. El grupo de viviendas está dividido en cuatro bloques pareados de dos plantas cada uno. Se sitúan en un arco que se desarrolla hacia el suroeste, con los accesos orientados hacia la capilla y un patio trasero en la parte posterior.

Completan el conjunto un molino destinado a la extracción de agua, la vivienda principal, la bodega y el almacén. El más interesante es la bodega que se compone de una nave con grandes tinajas de almacenamiento y dos corredores subterráneos a lo largo de los que se disponen hornacinas con más tinajas.

Blogs GD

Tribuna GD

@GuDiario en Twitter

Any data to display

Carburante

Notificaciones

¿Quieres desactivar las notificationes? Dejarás de recibir la última hora de Guadalajara.

Este sitio web usa Cookies para mejorar y optimizar la experiencia del usuario. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política