notification icon

Recibe alertas de lo último en Guadalajara

✓Totalmente GRATIS
✓Sin registrarte
✓Date de baja en cualquier momento

Bellido: “Vivo con mucho desasosiego esa realidad de un país dividido"

Bellido-Pablo-entrevistaPablo Bellido, el pasado martes, en su despacho del PSOE de Guadalajara./GUDiario.

Entrevista con el presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha en el Día de la Región.

 

Se confinó el 12 de marzo y ha estado mes y medio solo saliendo de su domicilio en Azuqueca a comprar para su familia y la de sus padres. “Tuve todas las precauciones porque pensé que podía estar contagiado, son muchos abrazos, saludos al cabo del día”, reconoce Pablo Bellido, presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, en una de sus primeras entrevistas presenciales. No sabe si llegó a estar contagiado, porque no se hizo las pruebas, aunque reconoce que tuvo algo de fiebre y malestar. Con él dialogamos en este inicio de la fase 2 en su despacho de secretario general del PSOE de Guadalajara, con unas mascarillas de por medio.        

-El PP le reprocha haber cerrado las Cortes.

-No hemos hecho nada diferente a otros parlamentos. Nuestro parlamento no permite la Diputación Permanente fuera del tiempo en que es inhábil, por el verano.

-Sería bueno cambiarlo.

-Sí, y es una reforma que vamos a hacer en el primer pleno. Hay que corregir otros problemas que han aflorado, ahora, como es permitir el voto telemático. Hoy en día no está recogida para la baja de maternidad. Se iba a reformar con el Estatuto, pero el PP lo paró en 2011. Iremos a una reforma que introduzca nuevas figuras, como el decreto ley. La voluntad de Page es hacerlo por consenso. Sería importante ponernos de acuerdo en lo esencial, y no creo que sea tan difícil. Negociar significa ceder todos; no tener una única opinión.

-El domingo se debería haber celebrado el Día de Castilla-La Mancha en Guadalajara. Al final solo se hará un acto simbólico en el palacio de Fuensalida. La región no está para fiestas.

-Ni la región, ni el país, ni el mundo. Ya lo haremos en el 2021, en Guadalajara, en un ambiente más positivo y para reivindicar la región que somos y en ella lo importante que es Guadalajara. Me hace ilusión reivindicar ese papel de locomotora que tiene ahora la provincia y que se ofrece al conjunto de la región.

Que en Guadalajara la gente se sienta de la provincia es algo bonito, y no es peyorativo que se sienta más de la provincia que de la región.

Barra-BellidoPablo Bellido en un momento de la entrevista/GUDiario -Una encuesta reciente revelaba que Guadalajara era la provincia de España con más sentido provincial, autonomías uniprovinciales al margen. ¿Esto cómo se ve desde Toledo, con suspicacia o se respeta esa identidad?

-El sentimiento identitario de los pueblos ha dado lugar a muchas guerras a lo largo de la historia. Las identidades en las sociedades modernas no son tan sencillas. Uno puede ser español y europeo. Yo me siento de mi pueblo, Azuqueca, y de donde nací, La Línea. Me siento andaluz, porque mis padres son andaluces, y me siento castellano-manchego, porque aquí hemos tenido familia y oportunidades. Que en Guadalajara la gente se sienta de la provincia es algo bonito, y no es peyorativo que se sienta más de la provincia que de la región. La región es un hecho que se consolida, porque en lo organizativo son más importantes que las provincias. Pero es compatible.

-La crisis sanitaria ha traído consigo una crisis económica. Page es optimista cuando dice que el 95% de la actividad se va a recuperar. Pero hay otros estudios, empezando por el Banco de España, que prevén más dificultades. ¿Usted qué sensaciones tiene?

-Yo me quiero quedar entre los optimistas, pero es un deseo. Vivimos en una aldea global y si la economía decae mucho pues nos va a costar. Europa afronta esta crisis con criterios progresistas y sin querer dejar a nadie atrás. Y hoy los países del sur tenemos más credibilidad que antes. Pero necesitamos acertar en las decisiones locales y también en lo global, porque todos dependemos de todos. En mi ámbito yo pediría unidad para dar un mensaje de que somos un país serio.

Si uno es capaz de llegar a un acuerdo con todos menos con uno probablemente es porque ese uno no quiere pactar. El PP está más radicalizado que en el conjunto de España y tiene que ver con la figura de Cospedal.

Bellido es saludado por Page antes de un pleno cuando se permitían estos gestos de afecto/ArchivoGUDiario. -En la región se han producido avances entre PSOE y CS con el Pacto de la Reconstrucción , pero con el PP están atascados.

-El PP no quiere llegar a acuerdos con el Gobierno, que a su vez ha llegado a pactos con los agentes sociales, el Tercer Sector, las ONGs, la agricultura; y solo es el PP el que no quiere. Si uno es capaz de llegar a un acuerdo con todos menos con uno probablemente es porque ese uno no quiere pactar. El PP de Castilla-La Mancha practica una política de tierra quemada que consiste en que los mejor que le puede pasar es que todo vaya fatal. Se equivocan. Y esa estrategia no la siguen en otras comunidades. ¿Por qué aquí se comportan con tanta agresividad?

-¿Por qué?

-Porque están más radicalizados que en el conjunto de España y tiene que ver con la figura de Cospedal.

-Pero Cospedal ya no está. Están Núñez, Guarinos…

-Los activos fundamentales del PP en la región están condicionados por una lógica que no se siguen en otros lugares. Deberían reflexionar por qué los resultados son aquí especialmente peores de los que obtienen en el conjunto de España. Me gustaría acordar con un PP moderno y moderado, y así el día que no gobierne el PSOE que esté un gobierno razonable. No un gobierno que siga políticas fanatizadas y que no defiende los servicios públicos. Lo que hacía Cospedal.

Las decisiones que más nos han afectado son las que ha tomado Madrid, bien el gobierno de España o el de su autonomía. Así que no parece razonable poner el foco en Castilla-La Mancha. Pero el PP ya ha decidido, de antemano, que Page tiene la culpa de todo.

Bellido-Entrevista2Pablo Bellido, en la sede del PSOE/GUDiario. -Reclaman una comisión de investigación.

-¿Pero qué decisión que haya tomado Page requiere eso y que sea distinta a la de Ayuso en Madrid? ¿Por qué aquí, sí y en Madrid no? ¿Qué decisión concreta de aquí es esencialmente peor? Las decisiones que más nos han afectado son las que ha tomado Madrid, bien el gobierno de España o el de la autonomía. Así que no parece razonable poner el foco en Castilla-La Mancha. El PP ya ha decidido, de antemano, que Page tiene la culpa de todo.

-¿Puede influir que Page ocupa espacios políticos que luego en las elecciones Generales son de Cs o del PP y por ello el PP-CLM necesita un esfuerzo añadido para diferenciarse?

-Es una razón, pero mejor deberían reflexionar por qué electores que en las Generales votan al PP o Ciudadanos luego en las regionales apoyan a Page. Probablemente es porque Page no sea tan malo. Pero hacen lo contrario: se intenta disfrazar al presidente de Castilla-La Mancha como un socio de Batasuna.

-Ayer dijeron que tenía la misma responsabilidad que Sánchez en el acuerdo con Bildu.

-Demostrando que da igual lo que diga Page, porque Page incluso ha criticado ese acuerdo. Pero ellos ya han decidido de antemano que es el culpable. Cuando hay una discrepancia entre el interés de la Región y el de partido, el PSOE de CLM siempre antepone el interés de la Región. Muchas veces eso genera enfrentamientos internos, los hemos tenido con el agua, con los parques naturales, con el Estatuto… pero hemos puesto a Castilla-La Mancha por delante del partido. El PP podría hacer lo mismo y tendría más respaldo.

A mí no me gusta que las grandes decisiones de país descansen en fuerzas independentistas, porque no creen en España y la igualdad, y lo que hago es invitar a las fuerzas de centro-derecha a que intenten ayudar a la gobernabilidad.

Pablo Bellido, en las Cortes regionales/Archivo GUDiario.-¿Usted sabe por qué el Gobierno llegó a un acuerdo con Bildu, porque ni tan siquiera era necesario para la prórroga de la Alarma? ¿Cree de verdad que ha rebobinado el gobierno o que va a seguir con esa mayoría Frankeinstein, que decía Rubalcaba, porque se encuentra cómodo en ella?

- A nosotros no nos gusta. Después de las segundas elecciones Generales y antes de caer en el error de unas terceras, que solo habrían traído más división, pensamos que había que formar gobierno entre las fuerzas constitucionalistas, que para mi son cuatro: PSOE, PP, Ciudadanos y Podemos. A mí no me gusta que las grandes decisiones de país descansen en fuerzas independentistas, porque no creen en España y la igualdad, y lo que hago es invitar a las fuerzas de centro-derecha a que intenten ayudar a la gobernabilidad. No podemos estar haciendo elecciones cada seis meses. Yo, que defendí en 2016, y así me fue en lo personal, que el PSOE debía abstenerse para permitir gobernar a Rajoy y buscar acuerdo, entiendo que el PP y Cs deberían contribuir a que las grandes decisiones no dependan de ERC, Junts x Cat o de Bildu. Y lamento que en España estemos en posiciones frentistas y en algunas ocasiones tan sectarias. No creo que sea tan difícil ponerse de acuerdo. No puede ser que cada cuatro años tengamos una nueva ley de Educación, un replanteamiento del hecho autonómico o un nuevo código penal. Tenemos que ser capaces… 

“Yo vivo con mucho desasosiego esa realidad de un país dividido, porque nos sitúa más cerca del siglo XIX o de la primera mitad del siglo XX que del momento actual”

-Estoy de acuerdo con lo que me dice, pero permítame que le diga que estos pactos transversales se están rompiendo y que avanzamos a un mundo de buenos y malos, de izquierdas y derechas, en el que te exigen estar en uno de los dos lados del río.

-Yo vivo con mucho desasosiego esa realidad, que además es muy poco contemporánea, europea, occidental y que nos sitúa más cerca del siglo XIX o de la primera mitad del siglo XX que del momento actual. Lo vivo mal y sufro por ello. Por eso me gusta que en un lugar como Castilla-La Mancha donde el gobierno tiene mayoría absoluta y en la que el PSOE ha sacado los mejores resultados de toda España, los socialistas queramos ser generosos y entendernos con otras fuerzas. Me gustaría que en esa ecuación estuviese el PP. Para eso es necesario que nos sentemos a dialogar y poner los intereses colectivos por delante de los de partido. Criticar es muy barato pero lo verdaderamente transformador es influir. No debemos estar dependiendo de aquellos que se quieren ir o no quieren que haya solidaridad en el conjunto del país.

Pues quizás haya faltado autocrítica. Al presidente del Gobierno de España y antes el de Castilla-La Mancha los he escuchado pedir disculpas, pero a lo mejor hay que hacerlo más.    

-¿No habría sido conveniente que el Gobierno hubiera hecho autocrítica por no ver venir la pandemia y por esas primeras semanas terroríficas que vivió la sanidad?

-Pues quizás haya faltado autocrítica. Al presidente del Gobierno de España y antes el de Castilla-La Mancha los he escuchado pedir disculpas, pero a lo mejor hay que hacerlo más. Intento hacer una análisis sincero y honesto de las decisiones. Se le critica que respondió tarde y ponen como ejemplo a Grecia y Portugal. España aprobó el confinamiento el mismo día que Portugal, diez días antes que Grecia y el Reino Unido, siete días antes que Francia. Ha sido el más duro de todo el mundo, junto con el China (Wuham), Veneto y Lombardía. Hay acusaciones oportunistas porque el acierto de Grecia, ¿cuál es? Que hay menos fallecimientos. Sin duda, pero las decisiones se tomaron diez días después. España tiene una de las tres o cuatro principales ciudades de Europa, que es Madrid, con un gran trasiego de viajeros. Eso ha influido mucho y no es culpa de Madrid, pero ha repercutido en las regiones limítrofes. Guadalajara tuvo un mes de marzo durísimo. Hay decisiones que se podían haber tomado de otra manera. Haber confinado Madrid el 10 de marzo habría sido una decisión prudente. Otra decisión que no se debería haber tolerado es el cierre de la educación en Madrid, porque puso el ventilador y esparció a toda la población estudiantil a Castilla-La Mancha y a Castilla y León.

- No tiene ningún sentido que se puedan cerrar colegios en Meco y no en Azuqueca. Si algo debemos aprender es a que hay que acordar medidas con Madrid. Recuerdo que en la época de Bono, Gallardón y Lucas se creó un consejo de comunidades castellanas para coordinar políticas comunes.

-A lo mejor hay que recuperar figuras de coordinación. El Estado tiene algunas que ha empezado a utilizar, como las conferencias con presidentes autonómicos o del ministro con los consejeros del ramo que no se deberían perder. A mí me parece que la gestión descentralizada tiene sentido cuando beneficia a la ciudadanía y ahorra costes. No puede depender de un ayuntamiento si se hacen las fiestas de su pueblo, hoy, con esta situación sanitaria. ¿Pero alguien duda que si en Molina se hacen las fiestas del Carmen no van a venir vecinos de Orihuela del Tremedal?

-Y si se hicieran en Guadalajara y en Azuqueca, también.

-No tiene sentido.

Si el Gobierno decide, hoy por hoy, qué bares se abren, cómo y durante cuánto tiempo, las fiestas las tiene que decidir el gobierno de España.

-Pero a los alcaldes no se les dice nada y no saben qué hacer.

-Mi opinión es que las decisiones, por lo menos hasta una fecha, deben descansar en una autoridad centralizada que piense en el conjunto. Porque la repercusión de lo que hagan ocho mil ayuntamientos no lo pagan ni los municipios ni su autonomía. Lo paga la ciudadanía y es un ejercicio de responsabilidad política. Si yo decido, hoy por hoy, qué bares se abren, cómo y durante qué tiempo, las fiestas las tiene que decidir el gobierno de España. De la misma manera digo que a los ayuntamientos se les debe permitir gastar el dinero que tienen ahorrado en sus vecinos. Yo defiendo seguir en el estado de Alarma más tiempo para que las decisiones importantes las siga tomando el gobierno de la nación.

De Vox nada espero, porque son lo peor, solo amenazas personales, pero del PP no entiendo cómo puede alejarse del estado de Alarma. Páctese cómo debe ser, pero no lo dejemos al libre albedrío de cada comunidad.

-¿Cree que el gobierno tendrá apoyos suficientes para una nueva prórroga?

-Me apena mucho que para una cosa tan evidente, que ha salvado vidas, como son las medidas de confinamiento haya un mercado persa en el que se negocian acuerdos que nada tienen que ver con el interés general. De Vox nada espero, porque son lo peor, cualquier día espero hasta amenazas personales, pero del PP no entiendo cómo puede alejarse del estado de Alarma. Páctese cómo debe ser, pero no lo dejemos al libre albedrío de cada comunidad.

-Vox convocó unas caravanas que tuvieron una apreciable participación, también en Guadalajara. ¿Eso qué indica?

-Vox en Guadalajara fue la segunda fuerza política en las últimas Generales y tienen un diputado. Yo puedo entender que cuando pase la pandemia pidan las responsabilidades que quieran, pero en estos momentos de crisis sanitaria es irritante. La manifestación legal y las ilegales que ha habido en la semana anterior. Sin multas. Yo alucino. A los chavales les pedimos que se junten no más de diez en diez y otros no sé por qué se juntan de cincuenta en cincuenta diciendo que cumplen las normas. No las cumplen. Hay personas que no eran del municipio y estaban en las fotografías.

-Francamente me irrita mucho. Si en Guadalajara se juntan cien personas para manifestarse ilegalmente se tiene que sancionar.

-Está diciendo que debería haber intervenido la subdelegación del Gobierno.

-Francamente me irrita mucho. Desconozco cuántas sanciones ha habido en la provincia por incumplimientos. Todas las que se han puesto tienden a proteger la salud. Yo creo que donde se ha incumplido la norma hay que sancionar. Como el que va a 150 por hora en la carretera. Si en Guadalajara se juntan cien personas para manifestarse ilegalmente se tiene que sancionar. No quiero ni pensar la que se estaría montando si fueran cien mujeres reivindicando el cese de la violencia machista.

.Tengo la confianza en que las obras del Hospital no solo no se paralicen sino que se agilicen. Confío en que las obras terminen en 2021 y se equipe en 2022.

-La pandemia ha puesto de manifiesto la necesidad del nuevo Hospital. Ha habido que llevar servicios a clínicas privadas y dedicar casi todo el edificio al coronavirus. ¿No acabará pagando la crisis el hospital y sus obras?

-El presidente de Castilla-La Mancha ha manifestado que se terminará el nuevo Hospital en esta legislatura. Se va a inaugurar y estará funcionando. En la anterior crisis Cospedal paralizó las obras, esta vez no va a suceder. Tengo la confianza en que las obras no solo no se paralicen sino que se agilicen. Confío en que las obras terminen en 2021 y se equipe en 2022. Pero también el presidente ya avanzó que hay que rehabilitar el hospital actual y las obras se prolongarán, pero no serán las del edificio nuevo.

-¿Con respecto al campus universitario no habrá tentaciones de atrasar los plazos por la crisis?

-Yo creo que no y la decisión que se va a tomar es utilizar los recursos disponibles para estas dos grandes obras en la provincia. Desconozco si se podrá correr todo lo que se había previsto. El presidente y el rector tendrán que reunirse, pero la voluntad es que este año corra obra y el año que viene sea tenga un gran impulso. Parte de los fondos son europeos y habrá que ver también cuál es la voluntad de Europa. Ahora hay un ambiente de incertidumbre, pero yo creo que van a ir adelante.

-Si fuéramos vascos o navarros nos aumentaría el techo de endeudamiento según el acuerdo al que se llegó con Bildu.

-Ellos no tendrían fondos europeos para la universidad. Pero sí, para mí es un reproche histórico a los partidos cuando están en la oposición no ayudar a que el gobierno no dependa de una comunidad autónoma; o de dos. Yo creo en eso. La bandera de España fundamentalmente lo que simboliza es la unidad, la solidaridad y la igualdad.

Los partidos estatales no pueden depender de fuerzas minoritarias que solo piensan en su territorio.

La Constitución del 78 es amplia y en ella cabe Podemos y el PP. No creo que quepa Vox, que culpabiliza de la violencia machista a las mujeres, construyen una verdad en paralelo y contamina al sistema.

-Pues esos acuerdos coin Bildu lo que simbolizan es la desigualdad entre los territorios.

-Pues sí, pero la única solución que encuentro razonable es que los partidos estatales hagan todo lo posible por negociar y por permitir, no bloqueando, que cuando gobierne uno pueda aprobar sus presupuestos y no tener que llamar a la puerta de fuerzas minoritarias que solo piensan en su territorio. Lo he dicho siempre. Además, yo creo que es lo que desea la mayoría que vota al PSOE y al PP. Me gustaría que PSOE, PP, Podemos y Ciudadanos entremos en esta lógica, por ser los partidos sobre los que descansa el sentimiento constitucionalista.

-¿Sentimiento constitucionalista en Podemos?

-Yo creo que sí. El Podemos fundacional que surgió como rechazo a una crisis que estaban pagando los más humildes, sobre todo jóvenes, tiene un sentido, aunque utilice un discurso injusto al hacer una revisión de la Transición descarnada y equivocada. Porque la Transición fue un encuentro donde todo el mundo cedió, y más quien tenía el poder, lógicamente. Solamente subrayan lo que no les gusta, olvidándose que todo el mundo cedió y se dejó pelos en la gatera. Pero el Podemos que está en el gobierno es una versión mucho más institucionalizada y comprensiva de la realidad que el Podemos de entonces. Me diferencias muchas cosas con Podemos, pero no los considero que sean anticonstitucionalistas. La Constitución del 78 es amplia y en ella cabe Podemos y el PP. No creo que quepa Vox, que culpabiliza de la violencia machista a las mujeres, construyen una verdad en paralelo y contamina al sistema.

-Permítame que cuestione ese “realismo” de Podemos cuando el otro día casi tiene que dimitir la ministra de Economía por su empeño en derogar íntegramente la reforma Laboral en plena pandemia.

-Es equivocado. A mí la reforma laboral no me gusta nada, pero entiendo que no se puede modificar sin hablar con empresarios y sindicatos. Lo que hace falta es llegar a puntos de encuentros. Incluso me pasa con mi propio partido. Yo comparto el 90% de las cosas, pero si te exigieran el 100 por 100 sería más una secta más que un partido. Yo defendí el entendimiento con el PP cuando gobernaba Rajoy y esa posición no fue respaldada por la mayoría de la militancia. Creo que el Podemos de Pablo Iglesias o el de Echenique, o la rama de Errejón, están en posiciones con los que se puede hablar. El Podemos anticapitalista de Andalucía, está complicado.

El PSOE y el PP tenemos que convivir con contradicciones, porque cuando gobiernas no puedes aplicar el programa máximo, pero en el populismo no hay contradicciones porque cambian el paradigma. Es su ventaja. Lo que deseo es que nuestra sociedad sea cada vez más ilustrada, porque así será más segura y protegida de liderazgos caudillistas.

-¿Nos vamos a adaptar a esa “nueva normalidad”, que a mí me parece un tanto deprimente?

-El ser humano es adaptativo y no digo los españoles con la historia que hemos tenido con tanto sufrimiento y contraste. Nos va a costar, pero yo creo que sí. Me da pena por los mayores, que son los que más han sufrido la crisis sanitaria y ahora la convivencia no les va a ser fácil. Porque son los que más necesitan esos espacios de afecto.

El PSOE y el PP tenemos que convivir con contradicciones, porque cuando gobiernas no puedes aplicar el programa máximo, pero en el populismo no hay contradicciones porque cambian el paradigma. Es su ventaja. Lo que deseo es que nuestra sociedad sea cada vez más ilustrada, porque así será más segura y protegida de liderazgos caudillistas.

-Algunos dicen que podría desaparecer la clase política, tal y como la entendemos.

-La política tiene que cambiar, y no solo por la pandemia sino porque el mundo está cambiando y hay decisiones que se toman en Singapur que afectan en Canadá. Debe haber una mayor gobernanza internacional y modernizarse las instituciones. Hay que procurar más participación en las decisiones, ahora que hay medios. Y a lo mejor los partidos tienen que cambiar, ser más directos y versátiles. Pero también hay incertidumbres: a una década de avance de la globalización le ha sucedido otra de progresión de los nacionalismos; y eso genera conflicto.

-También la política nos ha traído el populismo y ya sabemos lo que pasó en los años treinta.

-Es una reacción a la globalización y a la complejidad del mundo. En España el auge de Podemos y ahora de una manera descarada el de Vox, tiene que ver con eso. Con respuestas muy simples a problemas muy complejos. El PSOE y el PP tenemos que convivir con contradicciones, porque cuando gobiernas no puedes aplicar el programa máximo, pero en el populismo no hay contradicciones porque cambian el paradigma. Es su ventaja, pero cuanto más inteligente es una sociedad más se espanta del populismo. Lo que deseo es que la nuestra sea cada vez más ilustrada, porque así será más segura y protegida de liderazgos caudillistas.

Blogs GD

Tribuna GD

@GuDiario en Twitter

Any data to display

Carburante

Notificaciones

¿Quieres desactivar las notificationes? Dejarás de recibir la última hora de Guadalajara.

Este sitio web usa Cookies para mejorar y optimizar la experiencia del usuario. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política