Marchamalo partidaria de hacer un nuevo convenio sobre el agua con Guadalajara

Compartir
El alcalde, Rafael Esteban, niega que su ayuntamiento deba dinero al de la capital y asegura que están pagando más de lo que deberían

Raa EstebanRafa Esteban, alcalde de Marchamalo, quiere que todo se clarifique/ Gu Diario

Rafael Esteban, alcalde de Marchamalo, ha rechazado rotundamente las declaraciones realizadas por el concejal del PP en el Ayuntamiento de Guadalajara, Jaime Carnicero. Carnicero hace dos días en una rueda de prensa aseguraba que Marchamalo debería pagar a Guadalajara 700.000 euros más por el agua que consume anualmente, un asunto que está en el juzgado de lo contencioso de Guadalajara pendiente de resolución.

Esteban, alcalde de Marchamalo, ha negado rotundamente que eso sea así y ha mostrado su malestar por la imagen de Marchamalo que estas declaraciones han producido.

Marchamalo está pagando de más

Rafael Esteban ha reconocido que existe un convenio de 1999 que establece, con motivo de la desanexión, que Marchamalo debe pagar cada año un 10% del agua que consume Guadalajara como suministro del Polígono del Henares pero señala que desde el año 2005 Marchamalo consume cada vez menos agua. Según los datos que ha recabado el ayuntamiento de Marchamalo, a través de las lecturas de contadores de las empresas, en 2005 Marchamalo consumía el 8% del recibo del agua de Guadalajara y en 2010 era del 6,5%. Por ese motivo creen que su municipio no sólo no debería pagar más, como argumentaba Carnicero, si no que debería pagar aún menos de lo que está pagando. El alcalde marchamalero asegura que se les ha facturado 1.800.000 metros cúbicos de más que no debería haber abonado.

El 2010 el Ayuntamiento de Marchamalo ya pidió a Guadalajara que se revisara el convenio y sus porcentajes sin obtener ninguna respuesta. El siguiente movimiento se produjo en 2018 cuando el Ayuntamiento de Guadalajara, gobernado por el PP decide, unilateralmente, instalar caudalímetros y separar el mallado de tuberías de los dos municipios. Esa obra supuso el sellado de varias tuberías alternativas, dejando sólo una para llevar agua al municipio vecino. Marchamalo no está de acuerdo con esta decisión y recurrió ante la Mancomunidad de Aguas del Sorbe (MAS) que llevó el caso al Consejo Consultivo de Castilla La Mancha. Este organismo, en noviembre de 2018, dictaminó que se tiene que seguir aplicando el convenio firmado en 1999 porque es el único que hay vigente. El asunto en estos momentos sigue en los tribunales.

"A mí me gustaría que todo se midiera bien. Que se llegara a un acuerdo fijo en el que ninguna institución gobernada por personas frívolas  pudiese meter mano, y que se sostenga en el tiempo"

Marchamalo quiere un nuevo convenio

Rafa Esteban pide que se solucione el problema y para ello cree que es fundamental firmar un nuevo convenio entre las dos administraciones. El proximo lunes hay una reunión entre el ayuntamiento de Marchamalo y el de Guadalajara a nivel jurídico para intentar solucionar este tema. "A mí me gustaría que todo se midiera bien. Que se llegara a un acuerdo fijo en el que ninguna institución gobernada por personas frívolas en la política pudiese meter mano y que se sostenga en el tiempo. Quiero que realmente se consoliden los datos. Que lleguemos a un acuerdo de cómo se miden los datos, que lleguemos a un acuerdo de lo que Marchamalo tiene que pagar y que quien lo tenga que cobrar lo cobre y hacerlo de forma consensuada con los técnicos".

 No puedo consentir que un frívolo mentiroso me llame ladrón a mí, a mi pueblo, a mi gente...

Para Esteban es básico que las empresas que están situadas en Polígono Industrial del Henares en el término municipal de Marchamalo tengan seguridad jurídica porque la instalación de caudalímetros y cierre de tuberías ha provocado, según Esteban,  que ahora sólo llegue el agua al polígono a través de una tubería de manera que cuando hay algún corte en esa tubería las empresas del polígono se quedan sin suministro "Ya hemos tenido varias llamadas de Nestlé por ese motivo"- aseguran.

Esteban, muy molesto con Carnicero, reconoce que, incluso, estuvo pensando en presentar una denuncia contra el ex vicealcalde de Guadalajara porque no puede consentir "que un frívolo mentiroso me llame ladrón a mí, a mi pueblo, a mi gente... Eso es Jaime Carnicero. Que quede claro que este Ayuntamiento no debe nada a nadie y menos al Ayuntamiento de Guadalajara. Y si todavía tiene el rencor de los autobuses que se vaya haciendo con el rol que le ha tocado que es el de perder unas elecciones por su mala gestión, y asumir ahora una portavocía de segunda, que creo que es la que va a hacer".

Guadalajara lleva años pagando parte del agua que consume Marchamalo, dice Carnicero, y su ayuntamiento lo niega

Este sitio web usa Cookies para mejorar y optimizar la experiencia del usuario. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política