Fiesta ganchera en el Alto Tajo

Compartir

GancherosNutrida presencia de autoridades.

 Preservar y respaldar la tradición de los Gancheros del Alto-Tajo para promover el desarrollo de la comarca de Molina, a través del turismo y la cultura. Esa es la meta en la que el Gobierno de Castilla-La Mancha ha trabajado en los últimos años para impulsar el turismo en uno de los espacios naturales más valiosos de la región, el Parque Natural del Alto-Tajo, enclavado en la provincia de Guadalajara.

Así lo ha recordado, este sábado, el consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, que ha participado en la XXIII edición de la Fiesta de los Gancheros del Alto-Tajo, celebrada en el municipio molinés de Poveda de la Sierra (Guadalajara). Acompañado del presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, Pablo Bellido, el viceconsejero de Medio Ambiente, Fernando Marchán, del subdelegado del Gobierno en Guadalajara, Ángel Canales y del delegado de la Junta en Guadalajara, Eusebio Robles, Escudero ha subrayado la “importancia” de preservar estas actividades en nuestra región, que aúnan tradición, historia y el respeto por la naturaleza en uno de los pulmones verdes de Castilla-La Mancha como es el Parque Natural del Alto Tajo.

Asimismo, ha añadido que “la promoción de la Fiesta de los Gancheros es también una oportunidad para el desarrollo sostenible de esta zona rural, a través del turismo de naturaleza y la cultura tradicional, en uno de los espacios naturales protegidos que más visitas reciben de la provincia de Guadalajara”. Y, ha remarcado el “compromiso claro del Gobierno regional con la comarca de Molina” mediante medidas como la nueva señalización promocional del Parque Natural del Alto-Tajo en la autovía A2, la nacional N-211 y la carretera N-204 que potenciará las visitas a esta espléndida área natural; así como el avance en conectividad 4G en esta zona rural y la carretera de Peralejos de las Truchas con la que, a partir de octubre, esta comarca será más accesible y permitirá crear oportunidades de empleo para la brecha actual entre el campo y la ciudad.

El Gobierno castellano-manchego ha apoyado decididamente la difusión de la tradición de los Gancheros del Alto-Tajo en los últimos años. Desde 2015, la Junta ha invertido 30.000 euros en la promoción de esta fiesta, declarada de Interés Turístico Regional en 2008, y que cada año recibe cerca de 2.000 visitantes. Además, en 2018, se presentó esta tradición en la Feria Internacional de Turismo (Fitur), cita para la que se creó un vídeo y folletos de la fiesta y la comarca, además de una ruta turística ganchera de señalización de las cinco localidades del Alto-Tajo que conforman la Asociación de Municipios Gancheros del Alto-Tajo.

Cinco siglos conduciendo troncos desde el río

La Fiesta de los Gancheros del Alto Tajo rememora el histórico oficio de los gancheros que conducían maderadas durante cinco siglos por el río Tajo desde Peralejos de las Truchas hasta Aranjuez. Poveda de la Sierra acoge este año la vigésimo tercera edición de esta fiesta que se celebra de forma rotatoria entre Peralejos de las Truchas, Poveda de la Sierra, Peñalén, Taravilla y Zaorejas, los cinco municipios que componen la Asociación de Municipios Gancheros. Esta tradición recrea fielmente este oficio forestal con la tradicional suelta de troncos al Tajo en la que los gancheros, ataviados con la vestimenta de época, guían las maderadas por un tramo del río. Este modo de vida rural fue retratado por la mirada sensible del humanista barcelonés José Luis Sampedro en su publicación ‘El río que nos lleva’, uno de sus títulos más conocidos que, posteriormente, fue adaptado al cine de la mano de Antonio del Real. En 2017, la fiesta ganchera rindió un homenaje a la figura de Sampedro, cuando se cumplió el centenario del nacimiento del escritor.

Este sitio web usa Cookies para mejorar y optimizar la experiencia del usuario. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política