Almonacid reivindica su pasado calatravo

Compartir

jornadas-medievales-almonacidEn las dos jornadas de sus Jornadas Medievales y Renacentistas.

 Almonacid de Zorita ha regresado al pasado este fin de semana, en sus XII Jornadas Medievales y Renacentistas en las que comediantes y músicos se han unido al entusiasmo almorcileño, y a los monumentos y calles de la villa, para propiciar dos días de ocio y diversión en los que la villa se vistió con sus mejores galas medievales y renacentistas, luciendo el orgullo de sus antecedentes calatravos.

En el año 1176 doña Sancha Martínez donó la aldea de Almonacid a la Orden de Calatrava recién fundada. A partir de este momento, y en las bulas iniciales de fundación y confirmación de la Orden, dadas por los Papas Gregorio VIII (1187), e Inocencio III (1199 y 1214), Almonacid aparece como una de las posesiones o lugares de esta Orden. Doña Ana de Mendoza y de la Cerda, princesa de Eboli, compradora de Pastrana, Sayatón y Escopete, intentó también la compra de Almonacid, pero no contaba con el firme propósito de los vecinos de Almonacid de continuar siendo vasallos de tan sólo el rey, y por tanto seguir adscritos al Señorío de la Orden de Calatrava. Se consiguió que el emperador diera un privilegio en el que reconocía que Almonacid seguiría por siempre perteneciendo a la Orden de Calatrava, y siendo por ello de señorío real, sin poder ser enajenada a particular alguno. Para ello, el pueblo se comprometía a pagar dos millones de maravedís (unos cinco mil ducados). En memoria de aquellos hechos, a los que hace alusión Jornada Medieval almonacileña, han sido decenas los vecinos que se han vestido con el típico atuendo de la Orden.

zambomba-orinal-almonacid El Tole con una zambomba de orinal.En dos jornadas intensas, de viernes y sábado, la Plaza del Ayuntamiento resumía algunos clásicos de Almonacid de Zorita. Allí estaban, en sus emplazamientos habituales, los puestos tradicionales de la Feria Medieval, que nunca faltan a su cita, como el de la Asociación de Mujeres, el de la de Mayores, Tercera Joven, con sus papartas o bollos típicos, limonada y lotería de Navidad, o el de Tole, y sus zambombas. En la XII edición de la Feria Medieval, en su puesto de la Plaza, ha mostrado algunas zambombas hechas con madera de sabina, también ha presentado un montaje, decorado con ramas de olivo, y varias versiones de las más típicas de Almonacid, hechas sobre orinales, e incluso algunas sobre pucheros. Sin embargo, este año, el artesano destacaba una zambomba que ha fabricado sobre una granada, dejada secar, y barnizada posteriormente.

Igualmente en la Plaza de Almonacid estaba Oscar Medina, también artesano, pero en este caso de la cerveza. Sus creaciones, de la marca Vulturis, hecha en Quer, han refrescado a propios y extraños a lo largo de los dos días de la Feria, con uno de los sabores típicos de La Alcarria. Y es que este año, su producto estrella han sido la cerveza con esencia de lavanda, reivindicando con ello el producto local. La versión de Oscar de esta clase de cerveza, tiene muchos matices, de acidez, dulzor, a los que la esencia morada les va de maravilla.

En su habitual puesto, frente al Ayuntamiento, exponían sus objetos artesanos las hermanas Ruiz. Allí tenían bolsas para llevar el pan, mantelitos para las bandejas, delantales, espejos, huevos de percusión, e incluso batas hechas a mano, como contaba María del Mar, una de ellas. Para fabricarlas, se habían servido de diferentes técnicas como el ganchillo, el encaje de bolillos o la carpintería y la ebanistería. Carmen, otra de las hermanas, se dedica a tejer Vulturis-cerveza Oscar Medina y su cerveza artesana con esencia de lavandaesparto, y naturalmente, en el puesto, también había algunos de los objetos hechos por ella. No faltó tampoco la forja de la espada, que correspondió a Michel Redrado, organizador del evento por parte de la empresa Professional History, junto con el Ayuntamiento de Almonacid de Zorita.

El otro gran foco de actividad de esta XII Feria Medieval de Almonacid estuvo en El Corralón. Allí había quedado instalada el aula de la naturaleza, con aves rapaces, y también algunas otras especies terrestres. Isaac Jimeno daba todo tipo de explicaciones a almorcileños y visitantes, al tiempo que mostraba también algunos polluelos, nacidos en cautividad de diferentes aves, principalmente a los niños. Principalmente, y a lo largo del fin de semana, Jimeno ha explicado en qué consiste la cetrería, “un sistema de adiestramiento de rapaces para cazar con ellas”, señalaba. Jimeno destacó además que el Aula de la Naturaleza de la feria ha mostrado “el valor ecológico de estos animales en exhibiciones participativas que acercan a estas especies a núcleos urbanos”. Igualmente allí estaba también el campamento medieval y renacentista, con su exposición de armas correspondiente. Los soldados calatravos daban las pertinentes explicaciones a quienes las solicitaban, sobre las curiosidades de estas armas, blancas y de fuego. En ese mismo entorno, donde se encuentra el Centro de los Jóvenes, se han llevado a cabo las batallas participativas de agua y de espuma, principalmente pensadas para los niños.

En el Centro CeLA, en las inmediaciones de El Corralón, ha estado, un año más, el miniaturista Mariano Pastrana. Y, si el año pasado había expuesto sus maquetas relacionadas con los aperos de labranza, en esta ocasión, el albalateño ha mostrado una colección de relojes artesanos fabricados por él mismo sobre objetos tan curiosos como un cencerro, cuyo badajo es el péndulo del reloj, un fuelle, el disco duro de un ordenador, o un teléfono. Por supuesto, también ha expuesto una buena muestra de sus aperos de labranza, como arados de diferentes tipos, sembradoras, aventadora o un trillo de rodillos, todos hechos a escala. Concretamente, la aventadora, tiene como modelo un original que está en su pueblo natal, y que, según asegura, tiene más de 350 horas de trabajo. En otro rincón del Centro estaba la muestra de instrumentos de tortura, que siempre suscita un gran interés entre los visitantes.

miniaturas-almonacidEl miniaturista Mariano Pastrana.Gran novedad de este año han sido los juegos que han llevado a cabo los jinetes, incluidas las justas a caballo, además de todo tipo de ejercicios ecuestres, en dos magníficas exhibiciones habidas en la jornada del sábado. Fueron seguidas por numeroso público, en el entorno de la Fuente Vieja. Para llevarlo a cabo, se hizo necesario desviar el tráfico durante el espectáculo, por lo que, una vez más la intervención de los voluntarios de Protección Civil se ha hecho imprescindible. Pedro Hidalgo, jefe de la Agrupación local, dirigió el operativo, en coordinación con la Guardia Civil. Este año han contado, además, con el apoyo de la Agrupación de Sigüenza.

A lo largo de las dos jornadas, ha habido un taller de tiro con arco, en el que han sido los deportistas locales de la Asociación local STALMO quienes lo han impartido. Y, por supuesto, no ha faltado el teatro de calle, ni tampoco el teatro local. Los niños y niñas de la ludoteca representaron 'La Tierra de Minaya', la historia de Álvar Fañez de Minaya que, muy cansado de batallar, le pide al Campeador su mes de vacaciones, y las consigue y consigue que todos los almorcileños disfruten de su mes de vacaciones en plena edad media. Participaron 16 niños y niñas. Y no ha faltado la música y las danzas de otras épocas.almonacid-jornadas-renacentistas2019

Este sitio web usa Cookies para mejorar y optimizar la experiencia del usuario. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política