Un circo de ida y vuelta

Compartir

camello-circo-quiros Nacho Pedrera dando de comer al camello del circo, el pasado martes en Guadalajara./ Nuria Fernández. El hombre bala, malabaristas, payasos, números con animales…El gran espectáculo del circo está otra vez en Guadalajara y llega entre el placer de los que disfrutan del espectáculo y el estupor de los que lo consideraban prohibido en la ciudad. El circo Quirós ha vuelto a Guadalajara y sus propietarios aseguran que, a pesar de lo que digan los ayuntamientos, seguirán volviendo año tras año.

La Asociación de Circos ofendidos con Susana Martínez

  Es martes por la tarde y no hay función en el circo Quirós. Algunos no lo saben y se acercan hasta el recinto Ferial de Guadalajara a comprar entradas para la función. “Hoy está cerrado, vengan mañana”- les piden. Los camiones y las caravanas están dispuestos en círculo y en el centro se levanta la carpa para las actuaciones. En el interior de la zona vallada se respira tranquilidad. Dos niños de menos de tres años corren vigilados por sus padres, unos trabajadores empapelan una furgoneta con carteles que anuncian la llegada del circo a Guadalajara, debajo de la carpa algunos de los artistas ensayan…

Nacho Pedrera es el responsable de las relaciones con los medios de comunicación. Nos recibe y nos pasea por el interior del recinto. Está acostumbrado a manejarse en estos temas “Si te parece vamos primero a hacer las fotos con los animales para que no se vaya la luz del sol”…

Junto a Nacho en este circo viven otras 80 personas, entre todos hacen un espectáculo en el que se unen los payasos, los malabaristas, el show laser de Star Wars, distintas exhibiciones con animales, y el plato fuerte: “desde EE.UU” el número del hombre bala, que recorre 40 metros volando tras salir disparado de un gran cañón a 100 kilómetros por hora. 

Vivir en un circo

Entre las 80 personas que viven habitualmente en el circo Quirós recorriendo España, hay de todo: artistas, pintores, mecánicos… Cada uno tiene clara su misión y eso hace que todo funcione como una maquinaria perfectamente engrasada. 

circo 2Los días de función todo está más cronometrado mientras que en la vida diaria cada uno actúa con absoluta independencia. Cada uno tiene su propia casa sobre ruedas y son caravanas que están perfectamente adaptadas para cubrir todas las necesidades de una vivienda normal , “tienen lavadoras, lavavajillas, y todas las comodidades. – señala Nacho Pedrera-  De hecho algunos camiones son mucho más grandes que un piso. Tienen sus habitaciones individuales, cocina, salón, baño…”

Circo con colegio

El Quirós cuenta además con un colegio integrado en el propio circo. A él asisten los más pequeños de la comunidad. En este momento hay siete niños escolarizados que oscilan entre los tres años, ciclo infantil, y los 16 años, estudiando la ESO. Un pequeño colegio que funciona igual que los de muchos pueblos de Guadalajara, con un único profesor, que tienen que atender las necesidades de diversas etapas escolares “Funciona como un pueblito- señala Nacho- el profesor tiene que abarcar todos los temarios y dar a cada niño lo que necesita”

El profesor, pagado por el Ministerio de Educación y Cultura, hace la ruta con el circo e imparte clases a los niños todos los días de 9 a 2. A cambio, el circo le proporciona una caravana para que pueda vivir con ellos. 

Vivir en el circo supone no echar raíces en ninguna parte. Cuando acaban las funciones previstas en una localidad, levantan carpas y tiendas y vuelta a empezar. “Normalmente en tres días completamos el proceso: recogemos, viajamos y nos volvemos a instalar”- explica Nacho. 

Guadalajara, Ciudad "libre" de circos con animales

La llegada del circo Quirós fue una sorpresa para muchos vecinos de Guadalajara principalmente porque este circo lleva animales y en el pleno municipal Guadalajara se ha decidido que no se les permita instalarse.

hombre-balaEl "Hombre bala" junto a su cañón./ Nuria FernándezEl movimiento en Guadalajara fue abanderado por el grupo municipal Ahora. Consideran que los animales no deben vivir en cautividad si no en su propio medio y quieren que, con esta prohibición, los niños descubran que hay otras formas de arte, de cultura y nuevas maneras de relacionarse con la naturaleza. Así lo defendió Susana Martínez, concejala de Ahora Guadalajara, cuando se debatió en noviembre en el pleno que no se permitiera a los circos con animales actuar en la ciudad. PSOE y Ciudadanos estuvieron de acuerdo con la propuesta. El PP la criticó y les acusó de querer prohibir absolutamente todo.

La moción se aprobó pero, a pesar de ello, un nuevo circo, en este caso el Quirós, se ha instalado en Guadalajara. Y tiene animales. Un camello, cuatro caballos, tres ponis, cuatro llamas… En esta ocasión no hay tigres, ni elefantes, algo inusual en el circo Quirós, ya que en este espectáculo los animales tienen un papel muy importante, tanto que últimamente el Quirós se ha convertido en el objetivo de algunas agresiones en Madrid.

En el Ayuntamiento de Guadalajara la oposición ha criticado que se permita la instalación del circo y que no se cumpla con el acuerdo del pleno mientras el vicealcalde, Jaime Carnicero, ha asegurado que el acuerdo con el circo Quirós se firmó hace nueve meses.

circo Entre las 80 personas que viven habitualmente en el circo Quirós recorriendo España, hay de todo: artistas, pintores, mecánicos… Hasta un colegio El debate se ha puesto de nuevo sobre la mesa:  la concejala de Ahora Guadalajara, Susana Martínez, no termina de creer las explicaciones del equipo de gobierno y argumenta que no hay ningún registro formal, ni ninguna autorización concreta presentada en los plazos indicados: “visto lo visto- señala- el acuerdo podría haber estado firmado en la servilleta de un bar”. Unas declaraciones que no han gustado al portavoz del circo Quirós. Nacho Pedrera, afirma rotundo que si el Ayuntamiento de Guadalajara les hubiese prohibido instalarse lo habrían denunciado ante la justicia. “Por supuesto que les habríamos denunciado. Igual que lo estamos haciendo en el resto de España. La sentencia tarda en salir, un año, dos años… pero al final nos da la razón”

Según Nacho Pedrera hay ya tres sentencias favorables a propietarios de circo a los que se les impidió instalarse por situaciones como la de Guadalajara. Es el caso de Priego, en Córdoba o el Rincón de la Victoria, en Málaga. Pero hay otros casos: en Zamora el Ayuntamiento prohibió el circo con animales y se vio obligado a dar marcha atrás porque legalmente esa decisión afectaba a la libertad de empresa

No es competencia municipal

Para el portavoz del Circo Quirós, el Ayuntamiento de Guadalajara no ha hecho más que cumplir la ley “Yo quiero mandar un mensaje de tranquilidad. El Ayuntamiento ha hecho lo que tiene que hacer, ha cumplido con la ley. Un ayuntamiento legalmente no puede impedir un espectáculo de circo simplemente por el hecho de llevar animales.”

Y así lo ha manifestado también la Federación de Municipios y Provincias, la FEMP, en un informe jurídico publicado en diciembre de 2016.  En ese informe se recoge claramente en las conclusiones que sólo las comunidades autónomas y el Estado tiene competencias para regular eso.

“Estamos denunciando a todos los ayuntamientos que lo están prohibiendo porque es anticonstitucional- explica Nacho Pedrera- Esas decisiones están atentando contra diez leyes europeas como la libre empresa, el derecho a trabajar, el derecho a la cultura… ¿Quién es un Ayuntamiento para decidir sobre el futuro de unos animales y de unos trabajadores que se ganan la vida honradamente con una profesión?”

circo-3Pero la prohibición de los ayuntamientos ya está teniendo sus efectos.  Este año el circo Quirós durante la ruta habitual ha decidido que haya menos animales salvajes. “Siempre en la temporada de invierno llevamos un espectáculo de elefantes o de tigres pero este año debido a la prohibición de algunos ayuntamientos no lo llevamos y esto nos está afectando y se está notando porque la gente quiere ver animales. La gente lo primero que te pregunta en la taquilla es ¿que animales tenéis?”-explica Nacho. 

Todo bajo control

Los animales del circo están sometidos, según el portavoz del circo Quirós, a todo tipo de controles. Todas las semanas reciben la visita del SEPRONA que vigila que la situación de los animales sea correcta y además pasan una inspección veterinaria y otra de policía en cada municipio al que van. A esto hay que sumar la documentación pertinente: seguridad social al día, carpas y gradas ignífugas, seguros de responsabilidad, proyecto de emergencia…

Los propietarios de circos quieren que se haga una ley específica que regule en España el funcionamiento de los circos similar a la que funciona en Francia, Italia o Alemania. Aseguran que si se prohíbe este espectáculo otros, como las exhibiciones de delfines o aves rapaces, o las carreras de caballos, irán detrás. “Queremos una ley que nos diga cómo tenemos que ir y de qué manera. Pero que nos dejen trabajar con animales. Son animales que han nacido y crecido con nosotros, los hemos criado con biberones y el que no vive diariamente con un elefante no puede opinar. Ese elefante ha nacido aquí pero sus padres también y sus abuelos también. Ese elefante le sueltas en la selva y se muere. Además tenemos vínculos con ellos, yo entraba en la cuadra del elefante y el elefante me abrazaba con la trompa, igual con el camello, la gente no sabe los vínculos que llegamos a establecer”

De momento el Circo Quirós sigue con sus funciones cada día junto al Ferial Plaza. El próximo lunes desmontarán todo y tomarán rumbo a otro pueblo en Madrid. Pero volverán, asegura Nacho “Sí, claro, volveremos el año que viene. No puede ser de otra manera". 

Nota: el circo Quirós estará en Guadalajara hasta el domingo en el recinto Ferial 

Tribuna GD

@GuDiario en Twitter

Any data to display

Este sitio web usa Cookies para mejorar y optimizar la experiencia del usuario. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política