Cuatro municipios reeditan un plan de atención a menores víctimas de violencia de género

Compartir
Son los ayuntamientos de Cabanillas del Campo, Torrejón del Rey, Quer y Valdeaveruelo.
 
cabanillas-violencia-genero Representantes de los cuatro municipios que participan del acuerdo han evaluado el impacto del proyecto, y han decidido volver a ponerlo en marcha tras el verano

 En estos días ha finalizado la primera experiencia del "Proyecto Cuídame", el plan de atención a menores víctimas de violenia de género en su ámbito familiar que pusieron en marcha la pasada primavera, de modo conjunto, los ayuntamientos de Cabanillas del Campo, Torrejón del Rey, Quer y Valdeaveruelo (todos ellos del área de atención del Centro de la Mujer de Cabanillas), poniendo en común para ello los fondos que recibió cada municipio desde el Plan Estatal contra la Violencia de Género puesto en marcha por el Gobierno Central.

Precisamente este miércoles 26 de junio se reunían en el Ayuntamiento de Cabanillas los representantes de los ayuntamientos impulsores de la inciativa, junto a las profesionales del Centro de la Mujer, entidad que coordina el proyecto. Así, por parte del Ayuntamiento de Cabanillas asistieron los concejales de Igualdad (Luis Blanco y Abigail Cordero). También estuvo el alcalde de Valdeaveruelo, Alberto Cortés, junto a su concejala de Igualdad, Eva María de la Fuente; y la concejala de Igualdad de Quer, Gema Cañones. El objetivo de la reunión era evaluar el desarrollo del Plan.

Han sido atendidos 6 niñas y 2 niños de estas cuatro localidades

Cabe recordar que esta iniciativa ha sido posible porque los cuatro ayuntamientos aportaron al Plan casi 6.000 euros (casi 2.500 Cabanillas, algo más de 1.600 Torrejón, cerca de 900 Valdeaveruelo, y algo más de 800 Quer), juntando lo que cada población recibió en 2018 de los fondos de la Secretaría de Estado de Igualdad (dependiente del Ministerio de Presidencia). El proyecto buscaba que una psicóloga especializada en menores, Nuria Llorente, atendiera de manera personalizada a estos niños y niñas, vecinos de los cuatro municipios, en cuyas familias ha habido graves casos de violencia de género hacia sus madres, y por tanto indirectamente hacia ellos. Hay que señalar que la mayoría de estos pequeños viven en familias cuyas madres tienen orden de alejamiento dictada por la Justicia.

Según se ha puesto de manifiesto en la reunión, finalmente entre abril y junio han sido atendidos 6 niñas y 2 niños de estas cuatro localidades; pequeños cuyas madres habían sido víctimas de la violencia de género, y que, por haber estado expuestos a estas situaciones, requerían de este apoyo psicológico. En total se han desarrollado todas las horas de atención previstas: 78.

La psicóloga del programa, Nuria Llorente, también ha acudido a la reunión de evaluación, donde ha explicado las intervenciones desarrolladas y los objetivos buscados en las mismas para mejorar la autoestima en los niños y niñas, crear un espacio en el que los pequeños pudieran hablar de sus vivencias, y tratar los aspectos traumáticos derivados de su cercanía a la violencia de género, con cuestiones como insomnio, pesadillas recurrentes, fobias, ataques de ansiedad, traumas, trastornos disociativos o depresión. En estas sesiones, ha explicado Llorente, los niños atendidos han podido abordar la construcción de pensamientos con respecto a los estereotipos y roles de hombres y mujeres, han recibido herramientas para expresar y comunicar de manera asertiva sus conflictos y dificultades, y han mejorado los vínculos con sus madres, respondiendo a interpretaciones que reproducen modelo de vida violento (culpa, descalificación, violencia hacia la madre...)

Por su parte, la psicóloga del Centro de la Mujer, Pilar Hernández, ha referido en la reunión la importancia del trabajo conjunto con las madres y los menores, debido a que ellas al final son protagonistas en la evolución de sus hijos; y a medida que ellas superan las secuelas, los menores van creciendo en seguridad y apoyo con una madre empoderada y sin miedos. "Contar con este Proyecto Cuídame ha sido un refuerzo a la intervención psicológica que realizamos desde el Centro de la Mujer de Cabanillas con las vítimas de violencia de género", explican desde el Centro.

Los representantes de los distintos Ayuntamientos han quedado muy satisfechos con el desarrollo del Plan, y se han mostrado de acuerdo en repetir la experiencia a la vuelta del verano, continuando con el proyecto, que previsiblemente se retomará en septiembre, con los fondos del año 2019 del Pacto de Estado contra la Violencia de Género.

Este sitio web usa Cookies para mejorar y optimizar la experiencia del usuario. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política