Abascal augura que Vox tendrá un diputado en Guadalajara en un Buero abarrotado

Abascal4Santiago Abascal, con un megáfono, dirigiéndose a los que no pudieron entrar en el teatro por estar abarrotado./R.Fernández/GUDiario.

 Tres cuartos de hora antes de comenzar el mitin, el teatro Buero Vallejo estaba a punto de llenarse. Los empleados de seguridad dejaban entrar al público sin acreditar con cuentagotas, hasta que se llegaron a los 1.003 espectadores (aforo oficial del teatro) y se echó el cierre. Hasta las ocho, unas setecientas personas más se agolpaban en las inmediaciones del teatro. Y a la hora convenida apareció un juvenil Santiago Abascal (camisa vaquera y tejanos), que agarró un megáfono e hizo un resumen ante la afición del mitin que daría en el interior del teatro.

Abascal1

Dentro, un fervor ultranacionalista representado por centenares de banderas de España, y alguna de Vox, agitadas por una multitud que desde las 19,45 empezó a dar vivas a España (clamorosa respuesta), a la Guardia Civil (muchos aplausos) y alguno al Rey (respeto), mientras dos militantes montaban una discreta trasera ante la que hablarían los oradores, con la bandera de España y el lema de campaña: “España siempre”. Para animar la espera algunos recordaban a Manolo Escobar y su ¡Viva España”.

Abascal2

Un canto a la Guadalajara rural

Cuando Santiago Abascal entró en el teatro se desató la marabunta. Lo hizo al grito de “¡Presidente, presidente!” y caminando despacio entre un mar de banderas de España. Estrechó decenas de manos y dio algunos besos, hasta que llegó a la primera fila, acompañado por los candidatos de Guadalajara. Aunque estaba previsto que hablaran cinco, con él, televisión manda, hay que llegar a los telediarios de las nueve; y solo lo hicieron el presidente de Vox en Guadalajara, Josué Martín, quien vaticinó que Guadalajara se “vestirá de verde” el 10-N; y el cabeza de lista al congreso, un periodista madrileño, asesor de Abascal, que presidió la Federación Nacional de Caza. En una provincia como Guadalajara, donde dos tercios de su población ya es urbana, y vive en un tercio de su territorio, Ángel López Maraver leyó un discurso tal que El Pastor Fillida de Luis Gálvez de Montalvo, en el que con un lenguaje lírico reivindicó la vida rural y la caza, que ponen en peligro las leyes europeas y los animalistas, sentenció. “Espero que muy pronto pueda ser la voz de esta maravillosa tierra, que es unidad indivisible de España”, concluyó el aspirante a diputado cunero.

Abascal7Abascal, saluda, mientras le aplauden los cabezas de lista al Congreso y el Senado por Guadalajara.

PP, CS, PSOE y Podemos, “todo es lo mismo”

Y luego llegó el éxtasis con la aparición de Abascal en el escenario entre gritos de “¡Presidente, presidente!” y el flamear de banderas de España. El líder de Vox fue interrumpido varias veces con vivas y exclamaciones, que manejó con soltura interactuando con sus admiradores, que incluso le llegaron a advertir de que en el 10-N no dieran un “pucherazo”. “Estar tranquilos, que eso no va a pasar”, les respondió.

El eje central del discurso del líder ultranacionalista fue claro: dibujó a España como un país gobernado por una “dictadura progre”, de la que forman parte PP, Cs, la “extrema izquierda” -en la que incluye al PSOE de Sánchez y a Podemos-, a los sindicatos, organizaciones empresariales y las multinacionales. Estas últimas forman supuestamente parte de ese entente, que favorece la “emigración indiscriminada” (grandes aplausos), y que contribuye a bajar los sueldos, especialmente a los  jóvenes españoles, que no llegan a final de mes.

Abascal3

 

Única alternativa ante la dictadura progre

En un lenguaje de reminiscencias joseantonianas, con críticas a la “partitocracia”, a Abascal no le preocupa que les llamen populistas, de extrema derecha o liberales, porque “solo somos españoles”, y la única alternativa capaz de hacer frente a una España dominada por esa “dictadura progre”, que imprime a las instituciones una dinámica cada vez más “bolivariana”. En esa tesitura, solo Vox tiene una alternativa de futuro porque combate la ideología de género, las desigualdades que generan las autonomías, las políticas europeas, la "apocalipsis climática" o la ley de memoria histórica. Abascal aclaró que él está por la “reconciliación”, pero que para ello no hay que poner a ningún abuelo en la tesitura de tener que pedir perdón por lo que pasó en la guerra civil. “Si ganamos, con nosotros ningún muerto saldrá de su tumba. Ni la Pasionaria, que incitó a la guerra civil”, añadió el líder de la derecha radical.

Abascal6

Fue especialmente hiriente con el PSOE, a quien imputó una “historia criminal”, por “favorecer” un golpe de estado contra la República, en alusión de la revolución de octubre; o al “pucherazo” que a su entender favoreció la victoria del Frente Popular en febrero de 1936.

Vox es el voto útil

El candidato a presidente del Gobierno por Vox se ocupó de combatir el “voto útil” en una provincia como la de Guadalajara, augurando que Vox conseguirá representación en ella, e ironizó con el PP y Cs sobre cómo pueden pedir el “voto útil” cuando solo Vox se ha atrevido con un auditorio como el Buero Vallejo. “Somos los únicos que generamos ilusión”, valoró. Y alertó a la concurrencia de que votar PP o Cs es lo mismo que hacerlo por el PSOE, porque ya han dado a entender que están dispuestos a pactar con Pedro Sánchez.

Torra, esposado

Para Abascal, España está en situación de “emergencia”, porque en Cataluña el golpe “sigue vivo”, apoyado por “terroristas” a los que respalda la Generalitat de Cataluña. Por todo ello, pidió la detención de los “golpistas” y a su líder, Torra, “esposarlo”.

Abascal9

Santiago Abascal llevó a su discurso algunos asuntos de actualidad. Comentó que a las 18,55 presentaron un recurso a la Junta Electoral contra la exhumación del general Franco, por considerarlo una medida electoralista, y que a las 20 horas ya se había rechazado su admisión, por lo que recurrirán a los tribunales ordinarios.

El mitin terminó con el público en pie para escuchar el himno nacional, que finalizó entre repetidos gritos de “Vina España”.

Santiago Abascal abandonó el teatro por una puerta de servicio, mientras sus simpatizantes, llegados de toda la provincia y el corredor del Henares -con una gran presencia de jóvenes-, salían del recinto, pletóricos. Los sondeos les conceden altas posibilidades de lograr un diputado en perjuicio del que solo hace seis meses obtuvo Ciudadanos.

Abascal5

Blogs GD

Tribuna GD

@GuDiario en Twitter

Hoy, actuación navideña de la Escuela Provincial de Folclore de Guadalajara https://t.co/bFNqRv7sO5

11 Dec Reply Retweet Favorite

Los mayores de 60 años podrán ir al cine por 2 euros los martes en #Guadalajara capital si están empadronados… https://t.co/ISDAfKkbkC

11 Dec Reply Retweet Favorite

Liga ASOBAL: Hoy, Quabit Guadalajara recibe al Puerto Sagunto para terminar la primera vuelta… https://t.co/QfDGdtaCjR

11 Dec Reply Retweet Favorite

Firmado el convenio de Hostelería para 2019 y 2020 en #Guadalajara con estas condiciones https://t.co/cCGDLSAcfL https://t.co/Ham7ewksfF

11 Dec Reply Retweet Favorite

Page, harto de las “mentiras independentistas” sobre la sanidad en Cataluña https://t.co/NGf7ZRaAFf https://t.co/ufh1HzHVcm

10 Dec Reply Retweet Favorite

Estudio Accem: Las mujeres resisten más en los pueblos de #Guadalajara porque son más autónomas… https://t.co/P44TC3ziOA

10 Dec Reply Retweet Favorite

La carretera que lleva al Santuario de la Virgen de la Hoz ya está abierta al tráfico. La Diputación de… https://t.co/zB0tpA5eTw

10 Dec Reply Retweet Favorite

Los ayuntamientos de #Cabanillas, #Quer, #Valdeaveruelo y #TorrejónDelRey unen fuerzas contra la violencia de géner… https://t.co/WZQWEhu768

10 Dec Reply Retweet Favorite

Este sitio web usa Cookies para mejorar y optimizar la experiencia del usuario. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política