Los firmantes del protocolo universitario ponen en valor que el campus esté en el centro de Guadalajara

Compartir

universidad-firmaEl secretario de Estado de Defensa, la presidenta de CLM, el alcalde de Guadalajara y el rector de la UAH durante la solemne firma del protocolo en el palacio del Infantado. /J. Ropero Guadalajara, como todo el país, ha vivido durante todo el fin de semana un maratón de inauguraciones y actos públicos en los que se hace balance de legislatura. Este lunes, último día en el que las instituciones podían hacer propaganda de sus logros sin contravenir la Ley Electoral, la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores Cospedal, realizó una visita a la capital para firmar el protocolo sobre el nuevo campus universitario, que se extenderá al colegio de las Cristinas, inauguró el nuevo museo municipal Francisco Sobrino, y dio una rueda de prensa donde hizo balance de legislatura.

 Como ya es sabido, el nuevo campus se extenderá a Las Cristinas, además del recinto que tiene en la calle Cifuentes y la actual Facultad de Educación en la plaza de los Caídos. No se han avanzado todavía datos sobre el ritmo de esta expansión, aunque la Universidad de Alcalá en un comunicado anticipa que "permitirá concentrar los estudios de grado, facilitar las sinergias entres los ya existentes, implantar nuevos grados y posgrados y desarrollar actividades de investigación ligadas a la UAH, así como una gestión más eficiente de los recursos públicos".

roman-universidadRomán: "Es algo por lo que muchos llevamos luchando años"

Por su parte, el alcalde Antonio Román aprovechó el acto de la firma solemne del protocolo con la Junta, Ministerio de Defensa y Universidad de Alcalá para reivindicar la ubicación del campus en del centro urbano, "algo por lo que muchos llevamos luchando años" y no pasó por alto que hace siete años, el 2 de abril de 2008, asistía a un acto que podría parecer muy similar al celebrado hoy, aunque para el alcalde era muy diferente. Se refería a la decisión del gobierno socialista de  Barreda de ubicar el nuevo campus en el polígono del Ruiseñor, en la periferia de la ciudad, que "entonces acepté", añadió el alcalde, porque "de no haberlo hecho, habría dejado escapar, supuestamente, una importante inversión para Guadalajara. Pero que aceptara esa imposición, no significaba ni mucho menos que me conformara, porque siempre he entendido que aquella ubicación no era la mejor para la ciudad". "Por aquel entonces", añadió Román, "desconocía que el proyecto que se me presentó era virtual y una pura entelequia, dado que para su ejecución se adjudicó menos del 5% de su coste total”.

Antonio Román ha subrayado que en este protocolo se reflejan claramente las ventajas que conlleva que el campus se sitúe en el entorno del Palacio del Infantado: mayor funcionalidad, mejor movilidad y accesibilidad, que conllevará más dinamización económica y revitalización del centro histórico, y la recuperación de patrimonio histórico y cultural de la ciudad, dado que se destinarán a uso universitario edificios próximos al Palacio del Infantado.

Respaldo de la Universidad al campus en centro

Esta idea del campus en el centro fue también corroborada por el rector de la Universidad de Alcalá, Fernando Galván. En el citado comunicado, la UAH rubrica que ell nuevo Campus está muy bien comunicado ( cita que se encuentra a 500 metros de la Estación de Ferrocarril de Guadalajara, junto a la estación de autobuses y confluyen en su entorno todas las líneas de autobuses urbanos de la ciudad), y es fácilmente accesible desde la A-2. "La iniciativa garantiza la sostenibilidad del proyecto universitario, tanto desde la perspectiva económica, como ambiental, e incluso, desde la de conservación del patrimonio cultural", prosigue la universidad.

La Universidad también celebra que la integración en el Campus Universitario de una serie de edificios que forman parte del patrimonio histórico y cultural de la ciudad de Guadalajara "es la mayor garantía para su conservación y contribuirá a dinamizar la vida universitaria de la ciudad además de suponer un importante generador de actividad económica".

“Sueño con que aquí, mediante la cesión por parte del Ministerio de Defensa a la Junta y al Ayuntamiento de importantes parcelas situadas en el centro histórico, se cree un motor de dinamización de la vida académica y productiva de la ciudad”. Así señaló el rector Fernando Galván, quien dijo que que este protocolo es “una esperanza fundada para proporcionar instalaciones adecuadas a los jóvenes que quieran realizar sus estudios universitarios en Guadalajara”.

Como ya era sabido, la extensión del nuevo campus se hará en el colegio de Las Cristinas, que era propiedad del ministerio de Defensa, y que este ha permutado al Ayuntamiento por diversos terrenos urbanizables (por lo tanto, vendibles) en las zonas de expansión de la ciudad.

En representación del ministro asistió el Secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles, que ha incidido en que este protocolo es un ejemplo de colaboración constructiva entre administraciones del Estado.

La presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores Cospedal, ha insistido en que, aunque hay que seguir dando pasos y seguir avanzando, “las cosas no están en el aire; están consignadas presupuestariamente”, y ha mostrado su satisfacción por el acuerdo alcanzado rubricado hoy. 

PSOE: “Humo electoral” 

En cuanto al protocolo firmado hoy relativo al antiguo colegio de Las Cristinas y el campus universitario de Guadalajara, Rafael Esteban lo ha calificado de “humo electoral”, subrayando que “se trata de un protocolo, no de un convenio, y la diferencia es notable: un protocolo es una simple declaración de intenciones, sin ningún compromiso concreto”.

 

Este sitio web usa Cookies para mejorar y optimizar la experiencia del usuario. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política