Molina (Podemos) dice que derogaría el actual convenio sanitario con Madrid

Compartir

Podemos-molinaEl candidato de Podemos, José García Molina, en el centro de la fotografía, durante su reunión con la Plataforma de la Sanidad Pública./Foto: Podemos El candidato de Podemos a la Presidencia de la Junta de Castilla-La Mancha, José García Molina, ha dicho hoy que derogaría el convenio recientemente suscrito entre Castilla-La Mancha y Madrid, porque en lugar de hacerse con cargo a los fondos de cohesión los gastos que genera los tiene que pagar la autonomía castellano-manchega.

 El candidato de Podemos a la Presidencia de la Junta de Castilla-La Mancha, José García Molina, cree que el convenio sanitario suscrito con Madrid está fomentando trabajo y ganancia económica a esa comunidad pero “a costa” de Castilla-La Mancha. Molina basa su afirmación en que se está financiando con dinero de la región en vez de hacerse con los fondos de cohesión, por lo que anuncia que si gobiernan “derogarán” este tipo de prácticas y normativas.

Molina, que se ha reunido en Guadalajara con la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública en Guadalajara, también contraria a este convenio, se ha mostrado de acuerdo con los convenios interregionales sanitarios si atienden a facilitar el buen servicio ciudadano, pero piensa que el firmado con Madrid encubre otros intereses “que pueden ser económicos”.

"La autonomía debe ser autosuficiente"

En este sentido, ha señalado que desde Podemos apuestan más porque la propia autonomía, si puede ser, sea, en la medida de lo posible “autosuficiente”.

“Cuando gobernemos en Castilla-La Mancha tiremos en esa línea y aunque esas cuestiones no dependen de la voluntad única del Gobierno regional, derogaremos este tipo de prácticas y normativas para volver a implementar un sistema público, gratuito, universal y de calidad en Castilla La Mancha”, ha señalado.

Molina, que se ha acercado hoy el hospital de Guadalajara, dentro de una campaña organizada a nivel nacional por Podemos para conocer los centros hospitalarios amigos de los niños, ha aprovechado para mostrar públicamente su apoyo a las prácticas de la lactancia materna y reivindicar que las mujeres que “puedan y quieran” estén en condiciones de continuar con ella.

Ha dicho esto porque, ahora, la mayor parte de las mujeres, aunque hay estudios que aconsejan la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses, algunas la tienen que abandonar cuando se les termina el permiso por maternidad, y otras, muchas veces, por falta de información por parte de algunos profesionales, algo que ha reivindicado.

El candidato al gobierno de Castilla-La Mancha por esta formación ha aprovechado también para criticar lo que él considera un “intento de cambio hacia un modelo de gestión privada para favorecer a ciertos amigos y empresas” en relación a la sanidad y la construcción de hospitales.

En este sentido, ha matizado que cuando el servicio agota sus prestaciones se pueden levantar hospitales pero “me da la sensación de que esta política de construcción de centros hospitalarios tiene más que ver con un negocio derivado a la construcción y a empresas de amigos”, ha matizado al ser preguntado por ello.

Por su parte, Marta Miranda, portavoz de la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública, ha mostrado su apoyo a cualquier iniciativa en defensa de la sanidad pública, y al igual que Molina, ha criticado el hecho de que el convenio con Madrid no se financie con los fondos de cohesión sino con el presupuesto de Castilla-La Mancha.

Para Miranda, este hecho conllevara “recortes” de otras partidas, por lo que ha reclamado también que este convenio se pague a través de estos fondos, y se ha sumado a las críticas de que se esté favoreciendo el trabajo y la economía de hospitales privados de la comunidad de Madrid.

Aunque cree que “es mejor que ninguno”, pero “lo que quieren es darles 300.000 usuarios a la Sanidad de Madrid”. “Toda la vida han existido fondos de cohesión, y eso servía para que todas las CCAA fuéramos igualitarias”, ha matizado.

Miranda también ha pedido que se vuelva a contratar al personal despedido en el Hospital, que se arregle la situación del aparcamiento y que se reabran todas las camas cerradas pues “las urgencias están colapsadas”, ha concluido.

Hay que recordar que el convenio sanitario con Madrid contempla dos actuaciones. Por un lado, dará opción a los usuarios del norte de Toledo a que sean asistidos por la sanidad madrileña, más cerca a sus domicilios, y en el caso de Guadalajara se habilitan una serie de hospitales de la sanidad pública madrileña que cuentan con especialidades que no existen en el Hospital de Guadalajara. Dado que la sanidad está transferida a las Autonomías, los gastos que se generen correrán a cargo del Sescam.

 

 

 

Este sitio web usa Cookies para mejorar y optimizar la experiencia del usuario. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política