Cerca de 250 mujeres de Guadalajara requirieron protección en 2018

Compartir
Se celebran unas Jornadas de Atención Inicial a la Víctima de Violencia de Género.
 
violencia-genero

 Durante el año pasado, la Policía Nacional y la Guardia Civil registraron al menos una denuncia diaria por violencia de género en Guadalajara. En total, fueron más de 400, y cerca de 250 mujeres de nuestra provincia requerían algún tipo de protección al finalizar el año.

El subdelegado del Gobierno en Guadalajara, Ángel Canales, ha subrayado la importancia de la formación para ofrecer la mejor atención a las víctimas de violencia de género. Así lo ha manifestado en el acto de apertura de las Jornadas de Atención Inicial a la Víctima de Violencia de Género, que se desarrollan hoy y mañana en el Edificio Administrativo de Servicio Múltiple.

Por ello, ha querido subrayar la extraordinaria respuesta que ha tenido esta convocatoria, superando con creces las expectativas. Más de 250 profesionales de todos los campos relacionados con la atención a las víctimas de violencia de género se han inscrito para asistir a estas jornadas, organizadas por la Subdelegación del Gobierno y la Policía Nacional. Entre ellos hay integrantes integrantes de las Fuerzas de Seguridad –Policía Nacional, Guardia Civil y policías locales–, sanitarios, abogados, trabajadores sociales, educadores, trabajadores de casas de acogida y de los centros de atención a la mujer y representantes de ONG o de asociaciones vecinales.

violencia-genero1 Apertura de las jornadas: De izquierda a derecha: Juan Miguel Parrilla, jefe de la Unidad contra la Violencia sobre la Mujer de la Subdelegación; Ricardo Toro, comisario jefe de la Unidad de Atención a la Familia y Mujer de la Policía Nacional (UFAM); Ángel Canales, subdelegado del Gobierno en Guadalajara, y José Arroyo, comisario jefe de la Comisaría Provincial de Policía Nacional en GuadalajaraEn su intervención, el subdelegado ha llamado también la atención sobre la relación entre violencia de género y desigualdad, y ha hecho un llamamiento a trabajar por una sociedad más igualitaria, en la que no tengan cabida este tipo de comportamientos. “Nos encontramos ante un problema real, que despierta una gran preocupación social por su gravedad, y que no solamente afecta a las mujeres que lo sufren directamente, sino que incumbe a toda la sociedad”, ha recalcado.

Este sitio web usa Cookies para mejorar y optimizar la experiencia del usuario. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política