Robisco "consigue" que las grúas del Hospital de Guadalajara funcionen

Compartir
Ha calificado de "ridículo" a Page por poner a operarios "a pasear grúas" mientras él daba una rueda de prensa en el recinto

El diputado del PP Lorenzo Robisco muestra la paralización de las obras de ampliación del Hospital de GuadalajaraLorenzo Robisco ha pedido el expediente del Hospital para conocer la situación de las obras /PP Guadalajara

Lorenzo Robisco, diputado regional del PP por Guadalajara, ha vuelto a denunciar hoy el parón de las obras del Hospital de Guadalajara, obras que, según ha denunciado, comenzaron hace nueve años. Ha calificado la situación de despropósito asegurando que las obras siguen en punto muerto. “Eso sí, en el colmo del ridículo, - ha señalado- Page ha mandado hoy, coincidiendo con mi presencia y la de los medios de comunicación, a algunos operarios a pasear las grúas ¿A quién quiere engañar? todo el mundo puede ver lo que está ocurriendo con estas obras. No avanzan, están paradas, llevan meses y meses paradas”, ha asegurado.

"Viento en popa"

El pasado 21 de marzo, en una reunión con pensionistas, el presidente Emiliano García-Page se ha refirió a las obras del Hospital de Guadalajara y tras recordar que estas obras se paralizaron en la anterior legislatura, el presidente regional señaló que hoy “están viento en popa” y ha avanzado una próxima visita “para que vea todo el mundo cómo se trabaja a pleno pulmón después de muchas dificultades”.

Robisco, pidió en la Junta hace unos días ver el expediente de este proyecto. Señala que “no nos han facilitado dato alguno de los años últimos tres años sobre la empresa que la está ejecutando, ni de las reclamaciones que se están cruzando tanto las empresas como el Gobierno regional, ni de las diferentes suspensiones”.

El diputado del PP ha recordado que las obras ya estuvieron paradas en 2009 y 2010, “porque el Gobierno socialista no pagaba las certificaciones de obra”, apuntando también los problemas que se han sucedido con las empresas adjudicatarias –alguna de ellas al borde de la quiebra-. Con todo, las obras acumulan un retraso “descomunal”, según ha subrayado Robisco, señalando en este sentido que un proyecto de esta envergadura –con un coste de unos 130 millones de euros- “necesita al menos cien personas trabajando diariamente, y no la brigadilla que Page ha organizado para recibir la presencia de un diputado de la oposición. A este ritmo de ejecución, es imposible que acaben el Hospital”.

“Page alguna vez se ha atrevido incluso a decir, en el colmo de la caradura, que van a buen ritmo. Lo que no se atreve es a poner fecha al final de las obras… Al paso de Page igual tendríamos que esperar otra década para ver terminada la ampliación del centro hospitalario que Guadalajara necesita y está pidiendo a gritos”, asegura Robisco.

Este sitio web usa Cookies para mejorar y optimizar la experiencia del usuario. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política