El narco Oubiña trabajará en una ONG de Guadalajara que ayuda extoxicómanos

Compartir

oubina-laureanoLaureano Oubiña, en una foto reciente entrevistado por TVE.El famoso narcotraficante Laureano Oubiña va a ser excarcelado tras lograr el tercer grado penitenciario y fijará su residencia en Guadalajara donde trabajará para una ONG, Asociación san Francisco de Asís, cuyo objeto social es ayudar en la acogida a inmigrantes y extoxicómanos.

 Así lo asegura el diario El País, en un información que publica hoy. Por su parte, Guadalajara Diario ha podido confirmar que la actual pareja de Oubiña ha tenido alquilada una casa en Cabanillas, aunque hace un tiempo que permanece cerrada y a su pareja, una mujer italiana, no se la ve por las tiendas.

Oubiña, uno de los narcos más famosos de Galicia por la envergadura de sus operaciones y la fortuna que amasó, ha logrado el tercer grado penitenciario y abandonará en las próximas horas el penal de Navalcarnero (Madrid) donde cumple una condena de 4 años y 6 meses por blanqueo de dinero, la última de otras cinco, la mayoría por tráfico de hachís, por las que ha estado confinado casi tres décadas en prisión.

Esta decisión se ha tomado con el informe favorable de la fiscalía antidroga de la Audiencia Nacional pero en contra de la junta de tratamiento de la prisión. Aunque el juez central de Vigilancia Penitenciaria, José Luis Castro, ha acordado en un auto firmado ayer viernes la excarcelación de Oubiña, teniendo en cuenta la antigüedad de los hechos por los que fue condenado, la edad, salud y comportamiento del interno que ya ha cumplido más de las tres cuartas partes de la pena y ha presentado una oferta de trabajo estable.

Según el citado diario, Oubiña fijará su residencia en Guadalajara donde trabajará para una ONG, Asociación san Francisco de Asís, cuyo objeto social es ayudar en la acogida a inmigrantes y extoxicómanos.

Oubiña, que en mayo cumplirá 71 años, aquejado de un cáncer, no podrá abandonar el entorno más próximo de la prisión ni regresar a Galicia hasta dentro de cinco meses, cuando se extinga la condena.

En el proceso de reinserción de Oubiña el juez ha tenido en cuenta, sobre todo, su propuesta laboral, que ha sido verificada por el equipo técnico del juzgado, la cual permitirá “que el penado trabaje en la atención de personas en situación de marginalidad, y de forma más concreta, con aquellas personas que en su momento entraron en el mundo del consumo de tóxicos”.

Este sitio web usa Cookies para mejorar y optimizar la experiencia del usuario. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política