Instituciones Penitenciarias empieza los trámites para deshacerse de la cárcel

Compartir
El edificio pasará a ser propiedad de la Sociedad Estatal de Infraestructuras y Equipamiento Penitenciarios tras su desafección.

carcel guadalajaraEl edificio de la cárcel lleva más de seis años sin ningún uso. Se han colocado unas pequeñas mallas para tratar de evitar desprendimientos, pero no hay ninguna obra a la vista./ Gu Diario

La prisión provincial de Guadalajara dejará de ser propiedad de Instituciones Penitenciarias. Según han confirmado desde esta institución a Guadalajara Diario el plan futuro para la cárcel provincial pasa por la desafectación del edificio y que pase a ser propiedad de la Sociedad Estatal de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios (SEIP), que es el organismo que se encarga de dar un uso a las cárceles una vez que han dejado de prestar el servicio para el que fueron creadas.

Desde Instituciones Penitenciarias no han dado más detalles de cómo va a el proceso, ni de cuándo se inició ni cuando estará finalizado.

Una vez que la cárcel de Guadalajara pase a ser propiedad del SEIP éste podría ponerse en contacto con los ayuntamientos y las Diputaciones afectadas para ver si tienen interés en el edificio y se quieren quedar con él. En caso contrario el inmueble se pondría a la venta.

Según ha podido saber Guadalajara Diario en fuentes municipales, el edificio de la cárcel de Guadalajara está calificado como "dotacional", con lo que cualquier uso diferente al previsto tendría que ser aprobado por el pleno del Ayuntamiento. Eso sí, dentro de ese uso dotacional el inmueble de la cárcel podría destinarse a centro administrativo, centro social, centro cultural o a cualquier actividad ligada a las administraciones públicas. Pero nunca venderlo  a la iniciativa privada, para construir  viviendas.

Derrumbe  en el tejado

 carcel guadalajara 2Parte del tejado se derrumbó días atrás. De momento no ha sido reparado / Gu DiarioEste anuncio se produce días después de que se haya producido el derrumbe de parte del tejado de la antigua cárcel, un importante boquete que es visible desde la calle y que todavía no ha sido reparado. Lo que sí se ha hecho es instalar una malla alrededor de las cornisas y los petos para evitar que si se producen desprendimientos éstos caigan a la calle.

Desde Instituciones Penitenciarias se niegan a dar más información sobre el inmueble. Ni sobre los trabajos de mantenimiento que se realizan en él o el dinero que se destina a su conservación de forma habitual.

Recordamos que en marzo nuestro digital, Guadalajara Diario, desvelaba en primicia la existencia de numerosos vídeos que se estaban grabando por gente que accedía al interior saltando los muros sin ninguna autorización. Situaciones sobre las que Instituciones Penitenciarias también guarda silencio a pesar de los requerimientos realizados por nuestro periódico.

Hay que recordar que la cárcel de Guadalajara, que lleva más de seis años sin uso, fue construida gracias a las aportaciones realizadas por 28 ayuntamientos de la provincia y entró en funcionamiento a finales del siglo XIX. En un principio fue gestionada por la Diputación Provincial pero después fue cedida al Estado. Ahora habrá que ver si ésta institución está interesada en recuperar el edificio aunque según ha podido confirmar Guadalajara Diario de personas que lo han visitado recientemente, su estado de deterioro es tan avanzado que recuperarla podría suponer un desembolso de más de cinco millones de euros.

La desafección del edificio, por tanto, no dejaría de ser un brindis al sol si no hay un acuerdo sobre un proyecto posterior entre el Estado y otra administración pública..  



Este sitio web usa Cookies para mejorar y optimizar la experiencia del usuario. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política