Novenario de septetos a Guadalajara

Compartir
 
Ahora que han cambiado los ayuntamientos y la Diputación provincial, un repaso por las principales villas de de Guadalajara, y suerte a los nuevos regidores...
 
Cantar mi canto desea
la Tierra en Guadalajara.
Mi corazón la golpea
y en verso la caminara.
 
Aquí empiezo la tarea
del mundo en Guadalajara
que la pasee desea
este verso a quien llegara.
 
Late ya, y parpadea
tu mundo, Guadalajara,
siento que ya tintinea
ante quien tu piel tocara.
 
I. Atienza
 
Piedra a piedra te pasea
quien por Atienza se entrara.
Atienza en peña en pelea
contra el viento dando en cara,
castillo que balancea
cual roca que navegara.
 
Tu barco es, Guadalajara.
 
II. Sigüenza
 
Catedral, doncel, castillo
se elevan desde Sigüenza,
ciudad mitrada y anillo
en que cada barrio es trenza
que abre un nuevo visillo
a otro siglo que comienza.
 
Es tu espiritual simienza.
 
III. Molina
 
Castillo, muralla, torre
puente y verdor en Molina,
río Tajo te socorre
mientras te da agua, camina,
¡tanta torre te recorre
cuanta elevas a colina!
 
De Parque y bosque vitrina.
 
IV. Cifuentes.
 
Cifuentes es un valle extenso
donde brotan manantiales,
de boscaje verde intenso
y el agua haciendo señales.
Castillo que está suspenso
nadando en esos cristales.
 
Cien fontanas naturales.
 
V. Brihuega
 
 
Brihuega sobre el Tajuña,
Castillo Peña Bermeja
a la cual la corta en cuña,
pasar de siglos refleja
y un valle breve rasguña
que a la villa la corteja.
 
Jardín que luego se aleja.
 
VI. Guadalajara
 
Con piedras Guadalajara
al Henares ve pasar.
De su cuesta le mirara
casi sin querer bajar,
que si la ciudad bajara
luego habría de escalar.
 
Cada cual en su lugar.
 
VII. Cogolludo
 
Cogolludo hacia la sierra
ya comienza a elevarse,
a empinarse ya la tierra,
los picos a remontarse,
La Campiña se destierra
y La Sierra a encimarse.
 
Guadalajara a inclinarse.
 
VIII. Pastrana
 
Pastrana en Alcarria plena
palacio y conventos quiere,
duques y monjas su escena
es lo que más nos sugiere
y verdosa tierra llena
de espliego que las cubriere.
 
Lavanda su olor adquiere.
 
IX. Sacedón
 
Y allá abajo Sacedón
entre peñas y entre ríos,
escuchando el calmo son
de Alcarrias y de navíos
que bogan por corazón
de paisajes que amo míos
 
Húmedos, secos o umbríos
 
Juan Pablo Mañueco
del libro "Donde el Mundo se llama Guadalajara"
 

Este sitio web usa Cookies para mejorar y optimizar la experiencia del usuario. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política