Carta de San Vicente Paul sobre los desahucios en marcha

Ante la cantidad de bulos, falsedades y otras informaciones interesadas aparecidas sobre nosotros, Las Conferencias de San Vicente de Paul en Guadalajara, quieren comunicar lo siguiente:

No somos una asociación católica o una congregación religiosa, como se dice con el ánimo de hacer daño a la Iglesia Católica. Somos simplemente, según el art. 3 de nuestros estatutos, “una Asociación de carácter humanitario y benéfico social, constituida por seglares que, por su carácter católico, está abierta a todos aquellos que desean vivir su fe en el amor y en el servicio a sus hermanos.”

La Sociedad se creó en 1.833 y en Guadalajara está desde finales del siglo XIX, siempre con el ánimo de servir a las personas más necesitadas. Por eso, viendo nuestra trayectoria, en 1.956 la Condesa de Romanones nos donó unos terrenos para se construyeran allí “viviendas para pobres”, con cláusula de reversión si no se cumplía esta condición.

Los promotores de las viviendas que se construyeron en esos terrenos fuimos nosotros, con ayuda de muchas instituciones públicas y privadas, de personas físicas que aportaron materiales y su trabajo; también del antiguo Instituto Nacional de la Vivienda, que dio un dinero a fondo perdido y un préstamo hipotecario inicial a nuestro nombre. Posteriormente tuvimos que ampliar el préstamo porque no llegaba el dinero para terminar de las obras.

Las personas que inicialmente habitaron las casas eran muy humildes, sin ningún tipo de capacidad económica. Debido a como se donaron los terrenos no podían venderse a los inquilinos iniciales ya que, si alguien hubiera hecho negocio con ellas, automáticamente habría revertido la propiedad de esos terrenos a sus donantes. Según la calificación definitiva de las viviendas, tenían que pagar los inquilinos cerca de 500 pesetas al mes, pero solo les pasaban recibos por unas 150 pesetas, porque no tenían capacidad para abonar más. Este dinero no daba para pagar todos los gastos, incluido los dos préstamos hipotecarios que las casas tenían desde un principio; ya desde el inicio fueron deficitarias, cubriendo la Sociedad de San Vicente el déficit generado.

¿Han pagado los inquilinos alguna vez los impuestos de la contribución, los seguros, etc.? No.

Según la PAH y Unidas-Podemos de C. la M., que por cierto han bebido de la misma fuente, el régimen jurídico consistía en que tras el abono del préstamo hipotecario se tenían que otorgar las escrituras de compraventa. ¿De dónde se han sacado esto? ¿Y el segundo préstamo, quién lo pagaba? Como se ha dicho antes, en caso de venta habrían revertido otra vez los terrenos a sus donantes.

Este tipo de promoción no tuvo nada que ver con las hubo en Guadalajara por esas fechas, por eso no se hicieron contratos de compraventa sino solo de alquiler.

Se nos acusa de haber recibido subvenciones para el uso y mantenimiento de las viviendas, que nos digan cuáles y cuánto ha sido nuestro beneficio.

Dicen también que hemos desalojado a familias originalmente adjudicatarias, que nos digan qué familias han sido. Parece ser que hemos metido en su lugar a otras familias sin recursos, ¿eso es hacer negocio con las viviendas?

Nos dicen que retenemos las viviendas porque tenemos detrás un “fondo buitre”, todo mentira, y si no que lo demuestren, pero calumnia que algo queda.

Se nos dice que tenemos irregularidades contables, que lo demuestren. Parece que han consultado a la unidad de transparencia del Ayuntamiento, ¿están diciendo que no funciona en esta Corporación el servicio de Intervención?, ¿los están tratando de ineficaces, chapuceros y vendidos? No sabemos si el Ayuntamiento tendrá que decir algo al respecto. Cuando nos han dado alguna subvención para ayudas sociales a personas necesitadas –que no para las viviendas-, primero hemos desembolsado el dinero nosotros y luego, previa justificación, nos han reembolsado una parte.

Con respecto a mas irregularidades, que se enteren primero de cómo funciona la fiscalidad de este tipo de asociaciones antes de lanzar improperios.

Referente a los desahucios que están en marcha, qué hubieran hecho los que se dicen tan solidarios cuando una persona que trabaja y tiene un alquiler de 50 euros al mes -¿dónde hay alquileres más baratos en España?-; pero que desde hace 8 años no paga porque no quiere, según palabras de la misma, y además tiene la luz enganchada, ¿la dejamos otros 8 años más?. ¿Qué hacemos PAH y Unidas-Podemos?

Otra familia que le dan una vivienda de protección oficial, la alquila a un tercero y se queda viviendo en nuestras casas sin pagar. ¿Qué hacemos PAH y Unidas-Podemos?

Una pareja, sobrinos-nietos de antiguos inquilinos, que se meten en una vivienda sin autorización. ¿Qué hacemos PAH y Unidas-Podemos?

Un “okupa” que, según él, ha “comprado la llave”. ¿Qué hacemos PAH y Unidas-Podemos?

¿Qué tenemos que hacer con otros inquilinos, que no pagan ni alquiler, ni agua, ni basura; y sin embargo tienen buenos coches y buenos aparatos dentro de casa?. ¿Qué hacemos PAH y Unidas-Podemos?

Qué hacemos con un abogado ocupando un piso “para pobres”, al que hemos demandado, y todas las sentencias en primera instancia y en la Audiencia Provincial le han sido desfavorables; según comentarios de esta persona, dice que no necesita esta vivienda, pero con tal de hacer daño a San Vicente de Paul. Y además hay una familia con 3 hijas pequeñas que no puede entrar en esa vivienda y están en la calle. ¿Esta es la solidaridad de la PAH y Unidas-Podemos?

Luego convocan caceroladas y toman la calle por la fuerza. Muchos de ellos no saben realmente a lo que fueron, ya que están siendo manipulados. Qué pena.

¿En qué parte de España se están cobrando alquileres de 13 a 50 euros al mes, como hacemos nosotros? ¿Quién ha pagado la Inspección Técnica de Edificios que pasamos hace 4 años y cuyo coste ascendió a más de 200.000 euros? Todos los años cerramos la gestión de las viviendas con déficit, que se cubre con el dinero que sale de nuestros bolsillos y de personas caritativas que nos ayudan.

Quede claro que no vamos a desahuciar a las personas que no pagan porque no pueden, sino a los que, pudiendo, se niegan a pagar. No hacerlo de esta forma sería muy injusto para los que pagan y colaboran así al sostenimiento de las viviendas.

Por activa y por pasiva les hemos ofrecido a las administraciones, especialmente a la Junta de Castilla La Mancha, que se queden con las casas a coste de 0,00 euros -vaya un negocio para el “fondo buitre”-, porque nuestra labor no es gestionar ladrillos.

Por último, queremos dar las gracias a la PAH y Unidas-Podemos que nos van a ayudar a partir de ahora a gestionar la problemática de estas viviendas, en todos sus aspectos.

Conferencias San Vicente Paul

Blogs GD

Tribuna GD

@GuDiario en Twitter

Any data to display

Este sitio web usa Cookies para mejorar y optimizar la experiencia del usuario. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política