El camino a seguir en Sigüenza

Compartir

Los grandes y pequeños acontecimientos de las distintas poblaciones quedan marcados para siempre en la memoria de los que han tenido la suerte de vivirlos. El paso del tiempo se encarga de difuminar el impacto producido entre los asistentes y queda para los estudiosos la tarea de que no caigan en el olvido.

El 23 de septiembre se celebró un magno concierto sinfónico coral en la Catedral titulado “Tres Maestros de Capilla de la Catedral de Sigüenza en los siglos XVIII y XIX”. Intervino el Coro de Cámara Aula Boreal de Bilbao, el Coro de Cámara Doinuzahar de Durango y la Orquesta Pro Arte de Madrid, bajo la dirección de Daniel Garay. Patrocinado por el Cabildo seguntino, Ayuntamiento de la ciudad y la Fundación Ciudad de Sigüenza, léase Gloria de las Heras, Antonio Manada y estrechos colaboradores.

Después de muchos años, volvieron a sonar las notas y armonías de las obras de tres maestros de capilla del primer templo de la Diócesis. Salvador Sancho Iturmendi, Juan Lorenzo Muñoz Sánchez y Acacio Garcilópez de la Peña, todos fallecidos en Sigüenza, fueron los autores de las obras interpretadas que no desmerecían en absoluto de los trabajos de autores consagrados y reconocidos por los aficionados a la Música de todos los tiempos.

El concierto fue posible gracias al empeño y conjunción de instituciones y entidades que pusieron todo el interés para que los seguntinos pudiéramos disfrutar de un acto irrepetible. No era nada fácil poner de acuerdo a tantas personas que también se encargaron de facilitar la estancia a los coros, orquesta y acompañantes, esa logística que no se valora como se debe. Lleno total en los establecimientos hosteleros y satisfacción por el éxito cosechado.

El sábado día 16 de diciembre, en la iglesia del Sagrado Corazón de Bilbao, dentro del ciclo de Música Sacra y el 17 en la parroquia de Nuestra Señora de los Alices en la plaza de san Antonio de Villasana de Mena, formando parte de la XXVII Semana Cultural del Valle de Mena acogerán otros conciertos con obras de otros tres maestros de capilla, inéditos, de la Catedral de Sigüenza. Francisco Antonio Corral Escolano, Alejo Martínez Aparicio, seguntino de nacimiento, y Cándido Antonio Baldaín Erice, autores de las obras bajo el título genérico de Música para el Culto de Santa Librada, patrona de la Diócesis, de la Catedral y de la ciudad hasta que el obispo don Lorenzo Bereciartúa Balerdi, en 1961, decidió cambiar el patronazgo de la Diócesis y del templo catedralicio.

El altar de Santa Librada contiene las reliquias de la santa y es el conjunto escultórico plateresco situado en el brazo norte del crucero, considerado como el máximo exponente del primer Renacimiento en la provincia. Se está efectuando una completa restauración promovido por el Instituto de Patrimonio Cultural de España y una vez finalizada, el altar lucirá sus mejores galas.

Sería buena ocasión, una vez rematado el trabajo, organizar otro concierto con las obras de los autores citados dedicadas a San Librada y para ello hay que apoyar las gestiones, el trabajo y la programación de instituciones, entidades y personas que ya están tras la pista para que quede patente la capacidad de los seguntinos para llevar a buen puerto los grandes eventos que requieren la colaboración de todos. Un buen ejemplo, las exposiciones Atempora y de Cisneros, por citar las más próximas.

Juan Carlos García Muela

Este sitio web usa Cookies para mejorar y optimizar la experiencia del usuario. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política