El Govern alienta la confrontación en Cataluña

Compartir

 

El 1 de octubre se produjo en Cataluña el hecho más grave que ha sufrido nuestra democracia en los cuarenta años de su reciente historia, cuando una parte de la población catalana, liderada por personas que están incumpliendo sistemáticamente las leyes de convivencia que nos otorgamos en 1978, decidieron llevar a cabo un referéndum ilegal, un referéndum de autodeterminación, es decir de separación de España, que no se puede realizar porque no lo admite nuestra Constitución; y porque la autodeterminación solo esta admitida por los Organismos Internacionales en aquellos países que viven en régimen colonial, que no es el caso de Cataluña, que forma parte de una gran nación como es España, una de las mas antiguas de Europa con mas de 500 años de existencia, y región siempre privilegiada por los gobiernos. En la época franquista nuestros ahorros se iban a Cataluña y el País Vasco para montar las empresas y allí se llevaban las mas importantes.

Junto con el dinero y las empresas se iban también nuestros jóvenes, que tenían que abandonar su tierra natal, para marchar a un lugar que al principio era hostil para ellos y a los que despectivamente llamaban “charnegos” (personas poco cultas y groseras). Hoy parece que los descendientes de muchos de ellos, olvidando sus raíces, forman parte de ese entramado independentista.

Las autoridades de la Generalitat no solo mantuvieron la convocatoria de celebración del referéndum, sino que alentaron a las gentes a ocupar las calles y los colegios electorales en un acto totalmente ilegal, que no contaba con garantía ninguna de libertad, urnas opacas que al caer según demostraban las cámaras estaban llenas de centenares de votos antes de haberse iniciado la consulta, sin mesas constituidas, con un censo universal, por lo que cada ciudadano podía votar donde quisiera y las veces que le diera la gana, llevando niños y ancianos a los colegios electorales para que hicieran de pantalla protectora y así impedir a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado restablecer el orden e impedir la votación, asaltando y rodeando a la policía y guardia civil que tuvieron que defenderse como pudieròn .

La Generalitat, aumentando el numero de heridos hasta cifras insolitas que no recoge ningún hospital de Barcelona, y obviando los ataques a los servidores del Estado, objeto de numerosas agresiones, todo ello bajo la pasividad de los Mossos de esquadra , que haciendo caso omiso de las ordenes judiciales de cerrar los colegios y retirar las urnas, con la vergonzante imagen de ver como se acercaban a los colegios electorales que tenían que cerrar, con un libreta en la mano y dirigirse a quienes les ocupaban diciendoles: “levantaremos un acta indicando que no hemos podido entrar", entre aplausos y abrazos de aquellos a los que estaban permitiendo incumplir la ley e incluso recibiendo y aceptando claveles rojos, en una desobediencia insolita. Que no termino el domingo uno de octubre. Los revolucionarios, envalentonados y con el beneplacito de la Generalitat, han estado acosando a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, amenazando a los que les “ayudaran”, como en Callela, en que ante las amenazas que recibió el hotel donde se albergaban decidieròn irse ante una banda de vándalos, a los que pudieròn hacer frente, pero a los que ignoraron saliendo con la dignidad de saber que habían cumplido con su deber y con el cumplimiento de las ordenes recibidas.

Dicen que quieren internacionalizar el conflicto. Me parece muy bien, que la Comunidad internacional cononozca los métodos fascistas que se han establecido en Cataluña, que han intentado hacer un genocidio de la lengua castellana, limitando su enseñanza en los colegios públicos, multando a los comercios y empresas que rotulasen sus establecimientos en español, señalando a quienes no piensan como ellos, adoctrinando a la infancia , queriendo imponer el pensamiento único , publicando fotografías de los que no apoyaban el referéndum , haciendo sufrir a los niños de familias no separatistas en los colegios , amenazando a los ciudadanos libres y creando un clima de temor y de falta de libertades que es lo que debe investigar la ONU, y no el derecho que tieneun gobierno a defender la unidad de España, que consagra el articulo 2 de la Constitución y aplicar artículos de la misma, como el 155, para evitar que las Comunidades Autonomas incumplan la ley.

Posiblemente el 6 de octubre, hacia las ocho de la tarde, vivamos un nuevo episodio de este drama cuando Carlos Puigdemont, como hizo Luis Companys ese mismo dia y a esa misma hora salió al balcón de la Generalitat y declaró la Republica Independiente de Cataluña.Eran tiempos de la Republica de España bajo la presidencia de Alejandro Lerroux y aquel intento terminò el 7 de octubre llevando a 3.000 personas a prisión, entre ellas a todo el gobierno de la Generalitat y a los jefes de los Mossos de esquadra.

A lo largo de la historia no ha sido aquel, ni este, los unicos intentos de independencia de Cataluña.Ha habido cinco previos al de ahora, pero este ha sido el más alejado de la ley, de las libertades y de la democracia.La historia, por desgracia, pero de peor forma se esta repitiendo. Dios quiera que tenga una solución pacifica y quienes han violado la ley, reciban el merecido castigo de la justicia. Mientras, nos queda el respeto y agradecimiento a la Guardia Civil y a la Policia Nacional por defender nuestro estado de derecho.

José Maria Bris Gallego.
4 de octubre de 2017.

-----

José María Bris fue alcalde de Guadalajara, diputado y senador por UCD y PP. 

Este sitio web usa Cookies para mejorar y optimizar la experiencia del usuario. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política