SATSE denuncia el cierre de 75 camas en el Hospital por las vacaciones

Compartir
En el conjunto de CLM se cierran 220 camas en tres hospitales. Solo se libran Albacete y Cuenca. 

hospital-370x212

 El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha denunciado el cierre de, al menos, 14.000 camas en los distintos centros hospitalarios de España durante los meses de verano, de ellas 368 en los hospitales de Castilla-La Mancha, así como la disminución del número de profesionales y de servicios, lo que supone un notable deterioro en la atención que se presta a los ciudadanos.

En Castilla-La Mancha se cierran 220 camas en los hospitales de la provincia de Toledo; 75 camas se cierran en el Hospital de Guadalajara y 73 en los hospitales de la provincia de Ciudad Real. Por el contrario, los hospitales de Albacete y Cuenca no cierran camas este verano.

SATSE ha señalado que, un año más, las distintas administraciones sanitarias aprovechan el periodo veraniego para ahorrarse dinero a costa de la atención a los ciudadanos. “No es admisible que se ponga el cartel de ‘cerrado por vacaciones’ a hospitales y centros de salud durante tres meses mientras que los ciudadanos siguen necesitando sus servicios”, apuntan desde la organización sindical.

En el caso de los hospitales, todos los servicios de salud proceden de manera sistemática a cerrar camas, lo que conlleva, señala WSATSE, un aumento de las listas de espera, tanto médicas como quirúrgicas; la paralización de pruebas diagnósticas; las altas de forma precipitada, y el amontonamiento de pacientes en los servicios de Urgencias, obligando a los profesionales sanitarios a atenderlos, en muchas ocasiones, en zonas no habilitadas para ello, como los pasillos.

Asimismo, según el Sindicato de Enfermería, el cierre de camas en los centros hospitalarios aumenta el índice de enfermos desplazados que no son atendidos en la unidad correspondiente a su patología, lo que deteriora la calidad de la asistencia recibida.

Además del cierre de camas, los centros hospitalarios cuentan con un menor número de enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas, al no sustituirse convenientemente a los profesionales que se van de vacaciones. La situación varía, según las comunidades autónomas, pero los porcentajes de contratación de suplencias en Enfermería van desde el 30 al 75 por ciento.

En el caso de Atención Primaria, un alto porcentaje de centros de salud cierran sus puertas por las tardes en verano lo que supone un nuevo obstáculo para el ciudadano a la hora de querer hacer efectivo su derecho a la salud cuando lo necesite.

SATSE reconoce que durante los meses de verano desciende algo la presión asistencial en determinados centros o unidades, pero subraya que esta disminución no es ni mucho menos proporcional a la reducción de los recursos humanos y servicios que se realiza desde las administraciones sanitarias.

Este sitio web usa Cookies para mejorar y optimizar la experiencia del usuario. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política