La nieve caída no mejora la situación de la cabecera del Tajo

Compartir
Entrepeñas y Buendía han subido un hectómetro desde la semana pasada

belena-embalse-2017-02-24Imagen del embalse de Beleña de hace un año. Hoy se encuentra al 23 por ciento de su capacidad y en fase de alerta

El invierno sigue adelante y los pantanos de la provincia de Guadalajara siguen sin recuperarse. A pesar de las abundantes nevadas caídas durante la semana pasada, de momento, su efecto no se deja notar en los embalses de la provincia.

Según la última medición realizada en tiempo real por el SAIH del Tajo, el embalse de Beleña, del que beben los municipios dependientes de la Mancomunidad de Aguas del Sorbe, ha subido esta semana un hectómetro cúbico. En estos momentos se encuentra al 23,74 por ciento de su capacidad y sigue en fase de alerta, con 12 hectómetros de agua embalsada de los 33 posibles.

En la cabecera del Tajo, Entrepeñas y Buendía apenas notan cambios. Según datos oficiales tienen un hectómetro de agua más que hace siete días y se encuentran al 9,8 por ciento de su capacidad. Juntos embalsan 240 hectómetros cúbicos.

Otro de los embalses importantes es Alcorlo. Sube un hectómetro respecto a la semana anterior y tiene un 24 por ciento de llenado.

El Vado y Bolarque han subido un hectómetro cada uno aunque su situación es desigual. Mientras apenas almacena 17 hectómetros cúbicos de los 17 disponibles, Bolarque es el embalse que se encuentra en mejor situación con un llenado del 96 por ciento.

Menos agua embalsada que en los últimos diez años

Hoy mismo la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) ha indicado que los 4.130 hectómetros cúbicos de agua almacenada en toda la cuenca es un volumen "notablemente inferior" al registrado el año pasado y a la media de los últimos diez años.

tajo febrero 2018Situación de la cuenca del Tajo en comparación con años anteriores

Según el Ministerio de Medio Ambiente la cuenca del Tajo almacena un 37,5 por ciento de su capacidad total, según los datos recopilados para la semana del 5 al 12 de febrero, lo que supone que el volumen de agua almacenada se mantiene constante pero, en comparación con años anteriores, está por debajo de la media de los diez últimos años.

Asimismo, el Ministerio ha explicado que el volumen total de agua almacenada se reparte entre los embalses calificados como de uso consuntivo (en los que se produce algún tipo de consumo de agua que impide que sea devuelta al medio del que fue extraída) y los de uso hidroeléctrico (en los que el agua se emplea para producción de energía y se devuelve al medio del que fue extraída).

De este modo, en el caso de los embalses de uso consuntivo, la reserva asciende a 1.312 hectómetros cúbicos, un 22,8 por ciento del volumen total, y se mantiene estable con respecto a la semana pasada.

Por su parte, los embalses hidroeléctricos de la cuenca del Tajo tienen una reserva actual de 2.818 hectómetros cúbicos, un 53,5 por ciento del total, un porcentaje similar al de 2016 y más próximo a los promedios de años anteriores.

Por último, en relación a las precipitaciones, el Ministerio ha apuntado que los datos indican que las precipitaciones de la semana pasada han sido superiores a la precipitación media para esta misma semana en años anteriores, pero que no se ha traducido en un aumento del volumen de agua almacenada.

En este sentido, el acumulado de las precipitaciones, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), continúa siendo "netamente inferior" a la precipitación acumulada de años anteriores

 

Este sitio web usa Cookies para mejorar y optimizar la experiencia del usuario. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política