La cabecera del Tajo, por debajo del umbral mínimo no trasvasable

Compartir

20151212 Pantanos-03Los pantanos de la cabecera del Tajo, Entrepeñas y Buendía, almacenan hoy 367,18 hectómetros cúbicos, por lo que han alcanzado por primera vez desde la aprobación en 2013 de la Ley de Evaluación Ambiental el umbral mínimo no trasvasable, fijado para este año en 368 Hm3.

 La cabecera del Tajo alojaba este lunes apenas 372 Hm3, después de perder 3,3 Hm3 en la última semana con lo que en los últimos tres días ha agotado ese margen de 4 Hm3 que todavía le quedaba. Quiere esto decir que si no lloviera lo suficiente hasta el día 1 de enero, en que se hacen las mediciones, la ministra de Agricultura y Medio Ambiente no podría aprobar ningún trasvase para el mes de junio.

Rechazada una moción en la Diputación para "liquidar" el trasvase

El Equipo de Gobierno del PP en la Diputación de Guadalajara y la diputada no adscrita, Yolanda Ramírez, han rechazado una mocióndel PSOE de apoyo a los municipios ribereños de Entrepeñas y Buendía, en la que se reclamaba al Gobierno de Mariano Rajoy la suspensión de los trasvases hasta que los embalses recuperen un nivel próximo a los 1.000 hectómetros cúbicos, que representan aproximadamente un 40% de su capacidad total. En la práctica sería tanto como liquidar el Trasvase, ya que hace muchísimos años que los pantanos no llegan a esos 1.000 Hm3, y que es del mínimo no trasvasable que reivindica la Asociación de Municipios Ribereños.  

La moción del PSOE, que fue apoyada por Ahora Guadalajara,  criticaba el memorándum suscrito durante la pasada legislatura, aprovechando la mayoría absoluta del PP tanto en el Gobierno de España como en todas las comunidades de Valencia, Murcia, Extremadura, Madrid y la propia Castilla-La Mancha, que para los socialistas supone un “un blindaje del trasvase”.

La moción recordaba que el memorándum establecía unos niveles trasvasables de hasta 650 hectómetros cúbicos anuales, muy por encima de la media de las aportaciones actuales de la cabecera del Tajo, y anulaba la disposición del Plan Hidrológico Nacional que ordenaba revisar los volúmenes trasvasables a medida que entraran en funcionamiento las desaladoras. Además, consideraba como excedentaria toda el agua embalsada que supere los niveles mínimos.

No se opina lo mismo desde el PP, que recuerda que antes de ese memorándum el mínimo no trasvasable era de 240 Hm3, reivindican una negociación global en materia de agua y echan la culpa a los socialistas por haber suprimido el previsto trasvase del Ebro.

Este sitio web usa Cookies para mejorar y optimizar la experiencia del usuario. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política