Oubiña sale de la cárcel para trabajar en una ONG de Guadalajara

Compartir

oubina-laureanoLaureano Oubiña a la salida de la cárcel, ayer.El narcotraficante gallego Laureano Oubiña abandonó a primeras horas de ayer la prisión de Navalcarnero (Madrid) en libertd condicional, y trabajará en los próximos meses como voluntario en la ONG, Asociación San Francisco de Asís de Guadalajara, que asiste a inmigrantes y extoxicómanos.

 La Audiencia Nacional ordenó su excarcelación el 24 de febrero y le concedió el tercer grado penitenciario, pero ha estado retenido durante casi tres semanas por como consecuencia de un expediente disciplinario por un enfrentamiento del interno con un funcionario.

Oubiña Piñeiro, de 70 años, dejó la prisión acompañado por el capellán de Navalcarnero para dirigirse en Centro de Inserción Social (CIS) de Alcalá de Henares, en régimen semiabierto, del que dependerá durante los próximos cinco meses hasta que se extinga su última condena de 4 años y seis meses por blanqueo de dinero. Laureano Oubiña declaró ante los medios al salir de la cárcel que no está contento. "Esto ha tardado muchísimo en llegar. Y ha sido posible gracias al juez y al gran abogado que tengo y gracias al cura, porque por estos... —señalando a la prisión de Navalcarnero— este es un Estado dentro dentro de un Estado y un gran negocio para quien la dirige".

El narcotraficante, que ha pasado casi 30 años por varias prisiones españolas desde finales de los años ochenta, trabajará durante estos meses de libertad condicional como voluntario en la ONG, Asociación San Francisco de Asís de Guadalajara, que asiste a inmigrantes y extoxicómanos.

Este sitio web usa Cookies para mejorar y optimizar la experiencia del usuario. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política