Caixabank pone a la venta la torre de Caja Guadalajara

Compartir

Caixa Bank ha puesto en el mercado la torre de Caja Guadalajara, según ha podido saber GD en fuentes cercanas a la operación. La entidad financiera trabaja en un plan de comercialización del edificio, que preferentemente busca la venta del inmueble, aunque no descarta el alquiler, si así lo aconsejara el mercado.

La emblemática torre, que tiene 12 plantas sobre rasante y unos 50 metros de altura, está actualmente infrautilizada desde que Caja Guadalajara suprimió sus servicios centrales tras la fusión de aquella con Caja Sol. Con posterioridad Caja Sol se fundió en un grupo de cajas más amplio, Banca Cívica, pero el resultado no fue el apetecido y el nuevo banco fue absorbido por el grupo catalán de La Caixa, la primera entidad financiera de España.

La torre de Caja Guadalajara es ahora propiedad de CaixaBank, que comercialmente decidió mantener en la provincia la marca Caja Guadalajara, aunque añadiendo la estrella de Miró, característica de La Caixa, y sus colores corporativos: azul y negro. En todos los inmuebles, menos uno: la emblemática torre de Caja Guadalajara. El luminoso de la antigua caja alcarreña, que lucía en la azotea, fue retirado y no se colocó el nuevo con la estrella de La Caixa. Había un motivo. Ya entonces el nuevo propietario se planteó qué hacer con un edificio tan grande e infrautilizado. Y meses después se tomó la decisión de ponerlo en el mercado y buscara  un comprador. Y en esas están.  

Solo una planta ocupada

En la actualidad solo está ocupada la planta baja, donde se mantiene la que fue oficina principal de Caja Guadalajara, y algunos despachos de la primera planta en los que se realizan actividades del citado grupo. Hace tiempo que las plantas que llegaron a ocupar los servicios centrales de Caja Guadalajara, éntre las 5ª y la 10ª, están desocupadas. Las plantas 2ª, 3ª y 4ª nunca tuvieron actividad, ya que desde el primer momento se pensó en alquilarlas. Pero ninguna empresa se mostró interesada. En la última planta estaba la “sala noble” de la entidad que presidió José Luis Ros. En el semisótano se instaló la Obra Social de Caja Guadalajara: salón de actos, sala de exposiciones y aulario para cursos de formación externa.

El principal problema para esta venta es que el mercado de oficinas en Guadalajara, incluso en un lugar tan interesante como es ése, al lado de la Autovía y El Corte Inglés, tiene ahora un exceso de oferta, según te explica cualquier agente inmobilario de Guadalajara.

Y el de la Torre Caja Guadalajara, en concreto, tiene otro problema añadido. Su valor de compra. Cuando la torre fue construida por Hercesa en 2009 , alcanzó oficialmente los 24 millones de euros de inversión. ¿Cuánto valdría hoy el inmueble? Seguro que algunos millones menos.

Por ello a CaixcaBank se le abren dos opciones para resolver una situación indeseable, como es tener el inmueble vacío. Una sería alquilar la torre por plantas o trocearla en despachos, y otra mover la venta con algún fondo de inversión dado que el inmueble tiene un indudable atractivo, como inversión a futuro. Todo ello se estudia en el citado plan de comercialización del edificio.

La crisis ha cambiado todos los planes. El plan de actuación de la zona contempla la posibilidad de construir otra torre de idénticas dimensiones en una parcela aledaña, que pertenece al grupo Hercesa. También está a la espera.

El inmueble con piel de cristal fue inaugurado oficialmente el 19 de diciembre de 2009. Se construyó en apenas 18 meses sobre un proyecto del bufete Catalán&Solano. Días después el consejo de Caja de Guadalajara inició conversaciones con Caja Sol y otras entidades de cara a una posible fusión.

Este sitio web usa Cookies para mejorar y optimizar la experiencia del usuario. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política