Nuevos trabajos para eliminar las humedades en la capilla Luis de Lucena

Compartir
Por primera vez se podrá acceder a la propiedad colindante y poner en marcha nuevas mejoras que costarán 52.000 euros

capillaExterior de la capilla Luis de Lucena que fue declarado Monumento Nacional en 1914/ Gu Diario

La Capilla Luis de Lucena, uno de los tesoros mudéjares de Guadalajara, que fue declarada Monumento Nacional en 1914, volverá a ser restaurada. El objetivo es acabar "definitivamente"  con las humedades que durante siglos están azotando este singular edificio que alberga en su interior frescos de Cincinato.

En estos momentos el Ministerio de Cultura está buscando a la empresa que se encargue de los trabajos. Para ello cuenta con un presupuesto de 52.200 euros.

No es la primera vez que se intenta solucionar el problema de las humedades en la Capilla Luis de Lucena. En los últimos 40 años se han realizado cinco intervenciones en la capilla o en su entorno, trabajos que han estado centrados principalmente el evitar las humedades que producen el deterioro del edificio.

Cinco intervenciones en 40 años

La primera intervención de mejora en la capilla Luis de Lucena se realizó en 1977 y consistió en el arreglo de la plaza; en 1979 se invirtieron 24.000 euros para humedades, la escalera interior a la segunda planta y mejora de parte de las pinturas de Cincinato. Tuvieron que pasar 16 años hasta que empezaron, de nuevo, a tomar medidas. En 1995 se hizo un estudio para conocer el origen de las humedades que corroían el edificio, y en 1996 se hizo un trabajo urgente para frenar el deterioro de la capilla.luis de lucenaLa mayoría de las humedades se encuentran en las zonas de la propiedad colindante

La restauración definitiva se produjo entre el año 1998-2000, obras que duraron año y medio y que permitieron, tras invertir medio millón de euros, volver a abrir el monumento al público. La mejora fue sustancial, pero los problemas de humedades, aunque en menor medida, continúan.
Según reconocen desde el Ministerio de Cultura en su informe los trabajos han permitido solucionar el problema en la fachada principal que da a la Plaza de San Miguel, sin embargo, no ocurre lo mismo en la fachada que da al patio de la propiedad colindante. Según señala dicho informe hasta ahora el propietario del edificio no había dado permiso para acceder al patio, un permiso que, sin embargo, ya se ha conseguido.

En las últimas visitas realizadas entre agosto de 2016 y marzo de 2017 se observó que, de nuevo, se habían agudizado los problemas de humedades que están afectando a algunos ladrillos de la fachada que empiezan a descomponerse o al arco derecho de la fachada principal. También hay grietas en las cornisas y manchas de humedad en distintos puntos.
De momento no se sabe por qué el monumento cuenta con esas fuertes humedades. Las hipótesis que se barajan son que haya una fuga en la red luis de lucena humedadesHumedades en el interior de la capillade saneamiento municipio, que suba la humedad desde los cimientos sobre todo en la zona donde estuvo el antiguo campanario o que la ventilación interior sea escasa lo que favorece la acumulación de humedad.

Actuaciones previstas

El proyecto para acabar con estas humedades consiste principalmente en crear un sistema de drenaje perimetral en los muros que dan al patio para evitar que el agua se estanque y en colocar sistemas que eviten que el agua llegue hasta el monumento.

Además se retirarán todos los restos de humedad de los muros y se mejorará la ventilación interior tanto en la puerta de entrada como en una de las pequeñas ventanas de la capilla y se abrirán nuevos huecos de ventilación para evitar que la humedad se condense en el interior. Junto a estos trabajos se realizarán otros complementarios como el barnizado de la puerta de entrada, reponer los ladrillos dañados en la fachada, limpiar los restos de sal de la fachada o mejorar la teja en las zonas que sea necesario.

Además se ha solicitado al Ayuntamiento de Guadalajara que inspeccione el saneamiento de la zona para descartar que la presencia de humedades se deba a una fuga de las redes municipales.

Todas estas mejoras deberán realizarse en un plazo de tres meses una vez que la obra esté adjudicada. De momento las empresas tienen de plazo hasta mediados de febrero para presentar sus ofertas.Luis-Lucena-CapillaFrescos de Cincinato en el interior de la capilla

 

Este sitio web usa Cookies para mejorar y optimizar la experiencia del usuario. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política