El Ayuntamiento de Guadalajara mejorará la seguridad vial y favorecerá la movilidad peatonal y en bicicleta en Adoratrices

Compartir
Se van a crear casi dos kilómetros de carril bici sin eliminar plazas de aparcamiento

MONTAJE 4Imagen de cómo quedará la zona tras la reforma que durará siete meses

El Ayuntamiento de Guadalajara va a actuar en la mejora de las aceras, firme y señalización viaria de diferentes calles de Guadalajara: Francisco Aritmendi (desde la ermita de San Roque hasta la vía de servicio de la A2), Santa María Micaela y Avenida de Castilla (en el tramo comprendido entre las calles Toledo y Ferial).

A través de este proyecto se persigue mejorar la seguridad vial en dichas calles y favorecer la movilidad peatonal y en bicicleta. Para ello, se procederá a ensanchar las aceras en algunos puntos y se crearán 1.800 metros de carril bici en Santa María Micaela y Francisco Aritmendi. El carril enlazará, por un lado, con el anillo ciclista en la avenida Ricardo Velázquez Bosco (a la altura del complejo deportivo Fuente de la Niña) y, por otro, con el parque de Adoratrices.

Esta actuación, que no conllevará la eliminación de plazas de aparcamiento, incluirá la renovación del pavimento y la instalación de baldosas o adoquines fotocatalíticos, que contribuirán a la eliminación de emisiones contaminantes. También se va a renovar el aglomerado, que sufre desperfectos en muchos puntos.

El Ayuntamiento de Guadalajara va a actuar sobre una superficie total de 24.170,32 m². Su plazo de ejecución inicial es de siete meses y su presupuesto asciende a 790.000 euros.

Plano generalPlano general con las mejoras que se van a realizar en la zona

Este sitio web usa Cookies para mejorar y optimizar la experiencia del usuario. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política