Padres del instituto "Castilla" indignados con Educación por el estado del centro

Compartir
Se quejan de que la dirección provincial ignora los problemas de humedades que hay en cuatro aulas del centro desde hace más de un año

IESCastillaEn el instituto Castilla, situado en pleno centro de la capital, estudian 500 alumnos

La Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) del Instituto de Educación Secundaria “Castilla” de Guadalajara capital ha denunciado la situación en la que se encuentran cuatro aulas situadas en la planta baja del edificio. Las cuatro aulas, en la que estudian una centenar de alumnos, llevan más de un año con problemas de humedades sin que la dirección provincial de Educación haya tomado ninguna medida para solucionarlo.

Los padres aseguran que la situación es de sobra conocida por las autoridades educativas ya que la Junta directiva del AMPA se lo comunicó por escrito al menos en cuatro ocasiones (el 30 de noviembre de 2017, 2 de marzo, 4 de abril y 22 de octubre de 2018) y en dos entrevistas mantenidas con el director Provincial de Educación, Faustino Lozano.

Según el AMPA, las autoridades educativas en este tiempo han visitado y comprobado “in situ” el estado del edificio junto a la dirección del centro anunciando que había un presupuesto disponible de 79.000 euros para acometer las obras para corregir las humedades y que las mismas tendrían lugar durante el verano pasado. Sin embargo el curso comenzó y lo único que se había hecho era quitar los azulejos de las paredes de las aulas que se estaban cayendo como consecuencia de las humedades.

Desde entonces se han puesto en contacto por escrito y por teléfono con la Dirección Provincial, sin ningún resultado. La última noticia llegó de boca del director que señaló, en el último consejo escolar, que las obras estaban licitadas sin que hayan podido comprobarlo. En una nota de prensa los padres aseguran estar muy molestos "tenemos la sensación de ser ignorados- aseguran- por parte de la Administración de la Junta, y estamos indignados por ello. Queremos una pronta solución a este problema y, por todo ello –y por mandato de la asamblea del AMPA-, ponemos en conocimiento público de la ciudadanía el lamentable estado de conservación del edificio, y la evidente dejadez de la Dirección de Educación de Guadalajara ante un centro tan relevante en la ciudad donde cursan estudios más de 500 alumnos, la mayoría de ellos menores de edad.

Como madres y padres tenemos el derecho y la obligación de velar por la educación de nuestros hijos. Creemos que las AMPAS son uno de los pilares en que se debe sostener una enseñanza pública de calidad. Parece que la Junta, por vía de los hechos, no tiene la
misma opinión".- concluyen.

Este sitio web usa Cookies para mejorar y optimizar la experiencia del usuario. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política