Guadalajara arrollado por el colista

Compartir

Cangas(22-34) El Quabit sigue  en una imparable cuesta abajo.

 En un partido para olvidar, un Quabit Guadalajara sin intensidad en defensa y muy previsible en ataque, se vio superado claramente por el Frigoríficos Morrazo (22-34), que dominó el duelo en todo momento y en todas las parcelas del juego a su rival.

Los postes y Diego Moyano hicieron que el Quabit marcara tan solo un gol en los primeros doce minutos de encuentro. Lentos y previsibles en su ataque, telegrafiaban los pases a la zaga gallega, que además logró dejar a cero al goleador Márquez en el primer período.

Cangas anotaba a la contra y también en posicional, hallando con paciencia el hueco para dar la bola a sus extremos y laterales.

Con 1-5 en el marcador César Montes, técnico morado, se vio obligado a detener el crono. Sus instrucciones surtieron efecto, ya que sus pupilos se metieron al fin en el partido, merced a un parcial de 3-0.

Entonces se activó Suso Soliño, quien acribilló a Adrián Eceoloza, hoy titular en la meta guadalajareña, con tres goles seguidos, devolviendo el timón del choque a Cangas (5-8).

Los del Morrazo mantuvieron una cómoda ventaja hasta el descanso (8-11).

En la reanudación, el Quabit seguía hibernando y Cangas puso tierra de por medio, gracias a dos zurdazos de Potic y goles de Gavidia y Cerqueira (8-15).

De nuevo, César Montes detuvo el reloj, para intentar activar a sus jugadores. Para ello sacó al parquet a Víctor Montoya, buscando un cambio en la dirección del ataque, aunque el central catalán está lesionado y apenas ha entrenado esta semana.

Los de Magí Serra desarbolaron a su adversario, hoy irreconocible, y alcanzaron una diferencia escandalosa (10-23). La victoria no se podía escapar a Frigoríficos Morrazo, en su escalada hacia la permanencia.

El resto del choque no tuvo mayor historia. Los gallegos administraron su enorme renta, y el Quabit preservó su honra devolviendo los golpes y deteniendo la hemorragia en el marcador. El resultado final (22-34) hizo justicia a lo visto en el Municipal David Santamaría.

Cangas coge oxígeno en su lucha por continuar en la Asobal, y Quabit tendrá que elevar la moral para medirse el sábado a su eterno rival, el Ciudad Encantada, en el derbi castellano-manchego.

Con esta trascendental victoria, el Cangas abandona la última posición de la tabla. 

- Ficha técnica:

22 - QUABIT GUADALAJARA (08+14): Eceolaza; Mellado (0), Márquez (3, 1p.), Vidal (4), Nacho Moya (4, 1p.), Víctor Vigo (1) y Javi García (2), siete inicial-; Fuentes (2), Sanz (0), Bozalongo (0), Parra (5, 1p.), Sedano (0) y Valles (1).

34 - FRIGORIFICOS MORRAZO (11+13): Diego Moyano (Hermones); Moi (3, 1p.), Suso Soliño (5, 1p.), Cancio (0), Gavidia (1), Cerqueira (4) y David Chapela (5), siete inicial-; Iglesias (1), Potic (6), Muratovic (2), Rubén Soliño (1), Menduiña (1), Castro (1) y Vujovic (4).

Parciales: 1-2, 1-3, 4-6, 5-8, 7-10, 8-11 (descanso). 8-14, 9-18, 11-23, 16-27, 20-31, 22-34 (final).

Árbitros: Sebastián Fernández y Alberto Murillo. Excluyeron dos minutos a Javi García y Valles por el Quabit Guadalajara, y a Cerqueira y Menduiña por el Frigoríficos Morrazo.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimo quinta jornada de la Liga Loterías ASOBAL, disputado en el Municipal David Santamaría, ante 600 espectadores. EFE

Este sitio web usa Cookies para mejorar y optimizar la experiencia del usuario. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política